El Parlamento Europeo ha pedido este martes que se tomen todas las medidas necesarias para evitar que las victimas del terrorismo sean humilladas en actos como los homenajes a etarras que se han producido en los últimos años en España.

Por vozpopuli.com

La petición se incluye en el informe que ha aprobado este martes sobre la situación de los derechos fundamentales en la UE, y que se refiere a los años 2018 y 2019.

El informe, aprobado por la Comisión de Libertades Civiles, Justicia e Interior del Parlamento Europeo, ha recogido dos enmiendas presentadas por el PP, con las que pretendía poner coto a los homenajes a etarras y al daño moral que estos actos infringen a las víctimas.

Evitar una victimización

El Parlamento Europeo pide que “las instituciones pertinentes”, ya sea a nivel local, autonómico o estatal, “proporcionen las salvaguardias necesarias para evitar que se produzca una victimización posterior derivada de humillaciones y ataques a la imagen de las víctimas por parte de sectores sociales relacionados con el agresor”.

74 episodios hasta octubre

A pesar de las restricciones de movilidad y de las recomendaciones de suspender actos multitudinarios, la agenda a favor de los presos de ETA no deja de sumar más capítulos desde que comenzó la pandemia del coronavirus. Actos de bienvenida a terroristas que salían de la prisión, manifestaciones en favor de la amnistía o el acercamiento de reclusos, concentraciones de apoyo a Patxi Ruiz -condenado que inició una huelga de hambre-: en total, 74 episodios en los últimos seis meses, algunos de ellos sin autorización.

Durante los últimos meses, las asociaciones de víctimas del terrorismo han denunciado estos actos y la política de acercamiento de presos al País Vasco. El Gobierno de Pedro Sánchez ha acercado a cárceles próximas o en País Vasco a un total de 103 presos etarras en lo que lleva de mandato. De esos, 25 cuentan con delitos de sangre, acumulando en total 111 asesinatos. 18 de estos se encuentran en cárceles vascas o navarras, 15 han sido progresados al tercer grado o régimen de semilibertad y siete ya han sido puestos en libertad.