Abrieron un boquete en el techo del salón parroquial y por allí ingresaron al templo. Se llevaron cuatro cornetas y cuatro ventiladores.

Cortesía | El sacerdote pidió «piedad y misericordia de quienes tuvieron la valentía de robar la casa de Dios»

Un grupo de delincuentes hurtó algunos bienes de la iglesia San José Obrero, en la localidad de Altagracia de Orituco, municipio José Tadeo Monagas, del estado Guárico.

El sacerdote Luis Márquez señaló que los hombres, aún sin identificar, abrieron un boquete en el techo del salón parroquial y por allí ingresaron al templo, de donde se llevaron cuatro cornetas y cuatro ventiladores que estaban instalados en las columnas de la iglesia.

Márquez explicó que los antisociales intentaron abrir el sagrario donde se encuentra el Santísimo Sacramento del Altar; sin embargo, no lograron su cometido y huyeron con los ventiladores y dispositivos de sonido.

«Dios tenga piedad y misericordia de quienes tuvieron la valentía de robar la casa de Dios», fue una de las peticiones del cura, en la misa matutina de este lunes, en la parroquia San José Obrero.

Organismos de seguridad de la localidad desplegaron un operativo para intentar dar con el paradero de los delincuentes que se atrevieron a violentar el referido templo en Altagracia de Orituco.