(16 de noviembre del 2020. El Venezolano).- El presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, se enfocará el lunes en la reactivación de una economía dañada por la pandemia de cara a su próximo gobierno, en tanto, el saliente mandatario Donald Trump anunció más recursos legales para impugnar votos en su intento por revertir su derrota electoral.

En medio de una nueva ola de casos de coronavirus en Estados Unidos, Biden recibirá informes de agencias del gobierno y ofrecerá un discurso en Delaware, donde hablará sobre la reconstrucción de la economía, que ha sufrido millones de pérdidas de empleos, mientras que el coronavirus ha causado la muerte de más de 245.000 estadounidenses.

Los asesores de la comunidad científica de Biden se reunirán esta semana con farmacéuticas que están desarrollando vacunas contra el COVID-19, dijo un funcionario cercano al presidente electo, en anticipación a los desafíos logísticos que representa una campaña de vacunación masiva tras la inauguración del nuevo gobierno demócrata el 20 de enero.

Trump, un republicano, pareció reconocer por un momento la derrota electoral al domingo, pero después dio marcha atrás en Twitter al decir que no admitía “nada” y reiteró sus acusaciones de que hubo fraude electoral, sin ofrecer pruebas.

Más tarde, anunció en Twitter que presentaría “enormes recursos legales para demostrar que la elección del 2020 fue inconstitucional”, a pesar de que no ha conseguido avanzar con sus reclamos ante la justicia en numerosos estados del país.

Las autoridades electorales de ambos partidos dicen que no existe evidencia de irregularidades graves en la elección del 3 de noviembre.

Funcionarios de seguridad electoral han dicho que las denuncias son “infundadas” y que tienen “la más absoluta confianza” en la integridad de los comicios, de acuerdo a un comunicado divulgado la semana pasada por el jefe de la agencia de ciberseguridad del país.

REVÉS LEGAL

En otro escollo para la estrategia legal de Trump, su campaña dijo el domingo que dejaría de lado un tramo importante de sus demandas en cortes de Pensilvania, donde el presidente buscaba revertir el curso de la elección, lo que dejó el litigio enfocado en un pequeño volumen de votos. Biden ganó en el estado por más de 68.000 sufragios.

Biden superó a Trump este mes con 306 votos del Colegio Electoral sobre 232, el mismo margen que el presidente republicano consideró como una “victoria aplastante” al llegar a la Casa Blanca en 2016.

El exvicepresidente también se impuso por mayoría popular con una ventaja de al menos 5,5 millones de votos, o 3,5 puntos porcentuales, en momentos en que aún faltan urnas por escrutar.

El expresidente Barack Obama, un demócrata que hizo campaña contra Trump, dijo que ya era hora de que el mandatario saliente admita su derrota y criticó a los republicanos que también se niegan a aceptar la victoria de Biden.

“Cuando se acaba tu tiempo, debes hacer tu trabajo poniendo al país en primer lugar y pensar más allá de tu propio ego”, dijo Obama al programa de CBS News “60 Minutes” en una entrevista que se transmitió el domingo.

“Es aún más preocupante que otros funcionarios republicanos, que claramente entienden mejor la situación, prosigan con esto”.

Reuters

Maria Casillas de León

Maria Casillas de León

Periodista. Marketing de ideas