Perú y Argentina figuran entre los países suramericanos interesados en adquirir la vacuna china Coronavac, que será fabricada en São Paulo y cuyos ensayos clínicos se retomaron la semana pasada, indicaron este lunes las autoridades regionales.

EFE

«El Instituto Butantan ya recibió consultas oficiales de países vecinos de Suramérica para la adquisición de la Coronavac», informó el gobernador del Estado de São Paulo, Joao Doria, en una rueda de prensa sobre la evolución de la covid-19 en la región, la más poblada de Brasil con unos 46 millones de habitantes.

El secretario de Salud de São Paulo, Jean Gorinchteyn, confirmó el interés de peruanos y argentinos.

«Ya recibimos el interés de países, con algunos estamos en una fase de negociación más avanzada, me refiero a Argentina y Perú», expuso Gorinchteyn.

«Recordamos, en todo caso, que tanto el Instituto Butantan como Sinovac participarán en una licitación junto a una rama de la OMS para que otros países de Latinoamérica también la adquieran», reforzó, sin aportar más detalles.

La Coronavac es fruto de la cooperación del laboratorio privado chino Sinovac y el Instituto Butantan, uno de los principales centros de investigación médica de Brasil con sede en la ciudad de São Paulo.

El antídoto está en su última fase de ensayos clínicos, que siguen su curso después de un breve parón la semana pasada por la muerte de un voluntario, atribuida a una causa no directamente relacionada con los efectos de la vacuna.

El Gobierno de São Paulo anunció el pasado 9 de noviembre el inicio de las obras para ampliar la capacidad de producción en el Butantan, con el objetivo de lograr fabricar anualmente 100 millones de dosis de vacuna contra el COVID-19.

LUCHA POLÍTICA POR LA CORONAVAC

Las autoridades paulistas firmaron en septiembre un contrato para recibir 46 millones de dosis procedentes de Sinovac, que pretenden aplicar de forma obligatoria a sus 46 millones de habitantes, previsiblemente a partir de diciembre, cuando tengan las pertinentes autorizaciones de los reguladores sanitarios en Brasil.

La adquisición de este antídoto ha enfrentado a Doria con el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, quien vetó la compra de Coronavac y llegó a asegurar que la vacunación obligatoria debe de ser solo para perros.

El ultraderechista Bolsonaro ha declarado a Doria, de centroderecha, como uno de sus principales enemigos políticos, pues lo considera un potencial rival para las presidenciales de 2022.

NO BAJAR LA GUARDIA

A pesar de la caída de contagios y de fallecimientos en el estado de São Paulo, epicentro de la pandemia en Brasil, las autoridades regionales alertaron de que no se debe bajar la guardia y pusieron como ejemplo el aumento semanal de ingresos en el hospital por coronavirus de un 18 %.

«Este momento requiere precaución para un análisis más completo (de las causas del aumento). Cautela y cuidado», pidió Doria.

La región de São Paulo registra desde el inicio de la pandemia casi 40.000 fallecimientos y un poco más de un millón de contagios, que representan en torno a un 25 % del total de muertes en Brasil y a un 20 % de los contagios.

Seguir leyendo…

Glaudimar Hurtado Flores

Glaudimar Hurtado Flores

Periodista.