La ONG Human Rights Watch (HRW) ha denunciado este lunes la detención de Mohamed Basheer, director de la organización Iniciativa Egipcia para los Derechos Personales (EIPR, por sus sigas en inglés) tras una redada en su vivienda.

Europa Press/Infobae

Las fuerzas de seguridad, que lo han arrestado a primera hora del domingo, lo han acusado de cometer actos de terrorismo. Su detención se produce días después de que su ONG debatiera con líderes europeos la situación de los Derechos Humanos en el país del norte de África.

«El arresto de Basheer supone una peligrosa escalada por parte del Gobierno contra las organizaciones defensoras de los Derechos Humanos», ha aseverado en un comunicado Amr Magdi, investigador de HRW para Oriente Próximo y el norte de África.

Así, ha pedido a las autoridades «liberar a todos los detenidos por trabajar a favor de los Derechos Humanos y acabar con el acoso a activistas y grupos independientes». Fuentes de la organización han explicado a HRW que la Policía, «fuertemente armada», arrestó a Basheer en su vivienda en El Cairo, la capital del país.

HRW ha alertado, además, de que fue interrogado en un lugar «desconocido» durante doce horas. Posteriormente, las autoridades lo trasladaron a la oficina de la Fiscalía para la Seguridad Suprema del Estado en el este de la capital.

Allí, los fiscales le habrían interrogado sobre el trabajo realizado y han ordenado la detención durante quince días mientras avanzan las investigaciones en su contra por terrorismo y difusión de información falsa.

A la reunión acudieron representantes y diplomáticos de Alemania, Francia, Países Bajos, Italia y Bélgica. La organización ha estado en el punto de mira del Gobierno desde 2013. Las autoridades congelaron en 2016 los bienes del fundador de la ONG, Hossam Bahgat, y han prohibido su salida del país.

Seguir leyendo…

Glaudimar Hurtado Flores

Glaudimar Hurtado Flores

Periodista.