El Gobierno del presidente estadounidense, Donald Trump, anunció este lunes la apertura del proceso para otorgar concesiones de petróleo y gas en el refugio ártico de Alaska, pese a que debe entregar el poder en enero próximo.

La concesión de permisos está previsto que tenga lugar justo antes de que el 20 de enero Trump entregue el poder al demócrata Joe Biden, ganador de las elecciones del pasado día 3 y que se ha opuesto a la apertura del Refugio Nacional de Vida Silvestre del Ártico, en Alaska, a la explotación petrolera.

A través del Registro Federal, la Oficina de Administración de Tierras pidió a las compañías identificar los lugares en los que están interesadas para la prospección y posible explotación de hidrocarburos en los cerca de 6.000 kilómetros cuadrados del refugio a lo largo de la costa del océano glaciar Ártico.

En agosto pasado, el Gobierno de Trump había anunciado la aprobación de un plan para abrir el Refugio Nacional de Vida Silvestre del Ártico a la exploración y explotación de petróleo, pese a la oposición de las organizaciones medioambientales.

Aunque el Congreso de EE.UU. designó en 1980 la franja costera de la reserva, en el noreste de Alaska, para posibles explotaciones petroleras, el Refugio del Ártico ha sido territorio vedado para las perforaciones a pesar de los esfuerzos de cuatro décadas de los republicanos por abrirlos a las empresas petroleras.

Dicho plan preveía que la primera licitación de concesiones se llevaría a cabo el 22 de diciembre de 2021, por lo que el anuncio del Gobierno supone acelerarlo para antes de la entrega del poder al equipo de Biden, quien se opone al proyecto.

El refugio de vida silvestre es hábitat de especies como los osos polares y los caribúes. EFE