Imagen referencial.

Caracas-. Luego de admitir su responsabilidad en el femicidio frustrado de su expareja, Miguel Ángel Herrera fue condenado a pagar 13 años de cárcel este lunes por un tribunal de Carabobo y será recluido en el Internado Judicial de Tocuyito.

Lea también:Las «Guías Pedagógicas» del MinEducación se usan como propaganda para Nicolás Maduro

El pasado 13 de febrero de 2019, Herrera y la víctima estaban junto a sus hijos dentro de su casa, en la parroquia Rafael Urdaneta de Valencia. Luego de una discusión, el hombre le propinó varias puñaladas en el abdomen y el pecho.

Uno de los vecinos logró detener a Herrera y le informó que una comisión policial estaba a las afueras de su casa. De esa forma, el agresor dejó ir a la mujer y se escondió en una de las habitaciones.

La víctima, malherida, fue llevada a un ambulatorio y luego al Hospital Central de Valencia, en donde fue intervenida quirúrgicamente. Inmediatamente Herrera fue detenido por una comisión del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) y puesto a la orden del Ministerio Público.

La Fiscalía 30 de Carabobo y la 47 Nacional ratificaron la acusación de femicidio agravado en grado de frustración y el Tribunal 1 de Control dictó la condena de 13 años y un mes de presidio en el Internado Judicial de Tocuyito.