El 6 de noviembre de 2020, un gran jurado federal en el Distrito de Puerto Rico emitió una acusación formal de cuatro cargos que acusaba a 30 personas de conspiración por poseer una sustancia controlada a bordo de una embarcación sujeta a la jurisdicción de los Estados Unidos, conspiración para importar una sustancia controlada a los Estados Unidos e intento de importar una sustancia controlada a los Estados Unidos.

Departamento de Justicia de EEUU

Cada uno de estos cargos conlleva una pena de prisión obligatoria de diez años y hasta cadena perpetua. El fiscal federal W. Stephen Muldrow del Distrito de Puerto Rico y el agente especial a cargo del FBI, Rafael Riviere Vázquez, hicieron el anuncio.

Los imputados son: Rafael Texidor Pérez, Carlos Javier Nieves Rivera, José Raúl Dotel, Roberto Cedeño Olivencia, Maywilliams José Salazar Salazar, Andrys Mata Salazar, Josué Rafael Gutiérrez Salazar, Mauro Rafael Lugo González, Isaías Hipólito Salazar Salazar, Edison Luis Ramos Gómez, Jorman Román Rodríguez Carreño, Adruzal José Rojas Rojas, Franklin José Rodríguez Rivera, Osward José Salazar Rodríguez, Juan Carlos Suniaga Suniaga, José Luis Salazar Guerra, Alexis José Salazar Rivera, Marco Antonio Romero Romero, Ángel Miguel Rodríguez Jauregui, Jesús Antonio Carreño, Leonel Alexander Camacho Lugo, Carlos José Alcalá Rivas, Valentín Antonio Espinoza Salazar, Ángel Plácido Manta Salazar, Adrián José Romero Salazar, Pedro Alejandro Salazarz Jacier Alejandro Salazar Marcano, Alexis Raúl Moreno Guerrero, José Moreno y José Sucre.

Según las alegaciones en la acusación, a partir de una fecha desconocida y hasta el 1 de noviembre de 2020, los acusados ​​conspiraron por poseer con la intención de distribuir cocaína mientras estaban a bordo de embarcaciones sujetas a la jurisdicción de los Estados Unidos y conspiraron para importar 500 -700 kg de cocaína de Venezuela.

Tras la operación de arresto del 1 de noviembre, el peso total de la cocaína recuperada fue de 679,2 kg. El valor estimado en la calle de esa cantidad de cocaína, basado en el valor por kilogramo en Puerto Rico, es de más de $20 millones.

Los dos barcos venezolanos, un barco de 50 pies llamado Los ojos de mi negra y un barco de 65 pies llamado Frania-1, cada uno de los cuales tenía 13 ciudadanos venezolanos a bordo, están incluidos en el alegato de decomiso de la acusación.

Todos los acusados ​​se encuentran en el Centro de Detención Metropolitano en espera de juicio.

Seguir leyendo…