Rafael Narváez,, abogado defensor de los derechos humanos | Foto: Archivo

El exparlamentario y abogado defensor de los DDHH, Rafael Narváez, manifestó que el régimen de Nicolás Maduro sigue actuando sin piedad contra los derechos políticos de un pueblo con hambre y sin esperanzas. “La constante amenaza a los electores para garantizar el voto en las cuestionadas parlamentarias convocadas para el 6 de diciembre es una acción reprochable contra el ser humano”, consideró.

Insistió en rechazar el voto vigilado, impuesto con amenazas y amedrentamiento contra un pueblo víctima de la hambruna provocada por la hiperinflación, con sueldos miserables, sin gas doméstico -que obligan a la gente pobre a cocinar con leña- , falta de agua, fallas permanentes de energía eléctrica y crisis sanitaria. “Es inhumano y criminal por parte del régimen, que solo piensa en la permanencia en el poder sin importarle los derechos humanos y garantías constitucionales de los ciudadanos”, agregó.

“Padrino López, hace pocos días, anunció que mientras exista una Fanb anti-imperialistas y revolucionaria, la oposición más nunca será poder político en este país… La amenaza de buscarlos (a los ciudadanos que votarán) en sus casas y luego traerlos para verificar si hubo fidelidad al Estado opresor y violador de los derechos humanos es el sometimiento sin límites contra electores en crucifixión”, condenó.

Para finalizar, Narváez aseguró que los derechos civiles y políticos establecidos en la Constitución están de adorno.

Extra Venezuela