El líder del régimen en Venezuela, Nicolás Maduro, acusó al presidente y candidato a la reelección en Estados Unidos, Donald Trump, de ordenar su asesinato.

Prensa Miraflores

Durante una transmisión en vivo de «clausura del encuentro mundial de la clase obrera antiimperialista», Maduro hizo referencia a las elecciones que se desarrollaron recientemente en Estados Unidos, sobre lo cual consideró que representa «un proceso de transformación profunda de Estados Unidos».

A su vez, aprovechó la oportunidad para rechazar las políticas estadounidenses contra la administración oficialista, que calificó de «agresión cruel, criminal, contra la economía de Venezuela».

«Estados Unidos vive una ola nueva de un despertar de la conciencia de millones que no quieren más guerra, intervencionismo ni imperialismo. Una nueva ola se ha levantado. El asesinato de George Floyd fue un punto de inflexión para que despertara esa conciencia (…) Y esto no termina con las elecciones, apenas está empezando un proceso de transformación profunda de Estados Unidos», manifestó Maduro.

Seguidamente, el líder del chavismo responsabilizó nuevamente al gobierno estadounidenses del estado crítico en el que se encuentran los servicios públicos del país, afectado por continuas fallas en el suministro de electricidad, agua, gas y gasolina.

«Se ha dado la orden desde la Casa Blanca de asesinarme (…) todos los días apuntan a mi cabeza para asesinarme por orden de Donald Trump con la complicidad de la oligarquía y de la derecha mundial, incluyendo a la Unión Europea», afirmó.