(13 de noviembre del 2020. El Venezolano).- El Noticiero Nacional de la Televisión Cubana confirmó la suspensión de las remesas enviadas a Cuba a través de Western Union a partir del próximo 27 de este mes de noviembre. En el comunicado, las autoridades castristas, achacan la decisión a un comunicado de la compañía estadounidense donde expresa que está obligada a cumplir las directrices de Washington en referencia a las sanciones que afectan directamente a FINCIMEX, operada por los militares de la isla y que fue incluida en junio pasado en la lista de Entidades Restringidas del Departamento de Estado de EE.UU.

Por su lado la compañía estadounidense Western Union anunció el fin de sus servicios de envío de remesas a Cuba pero a partir del próximo 23 de noviembre.

La última fecha para envíos de dinero desde Estados Unidos a Cuba será el 22 de noviembre próximo a las 11 pm hora del este en los Estados Unidos y la «fecha límite para cobrar el dinero en las oficinas de Western Union en Cuba» está fijada para el 23 de noviembre a las 6 de la tarde hora de la Isla. Estas fechas límites permitirán al gigante de las remesas «pagar las transferencias a sus receptores en la isla antes de que entre en vigor la normativa del Gobierno de los Estados Unidos el 26 de noviembre del 2020.

Western Union, por su parte, dijo que estudiaba otras vías para no suspender el servicio de envío de remesas a la isla. Khalid Fellahi, Presidente dela entidad se dirigió a los usuarios cubanos a principios de este mes de novienbre. En el sitio oficial de la compañía aseguró:

“Western Union se compromete a mantener a los clientes actualizados sobre los desarrollos relacionados con nuestra capacidad para enviar dinero a Cuba. Reconocemos que su dinero, enviado a sus seres queridos allí, a menudo paga la comida, el alquiler y otros gastos, o apoya a las microempresas. Nos tomamos muy en serio nuestra parte en ese proceso”

El 27 de octubre, FINCIMEX había anunciado que cerraría 407 sucursales de Western Union en Cuba tras las medidas impuestas por la Administración Trump encaminadas a evitar el control de los militares comunistas sobre la distribución de remesas. La financiera estatal FINCIMEX pertene a CIMEX que a su vez está regido por el Grupo de Administración Empresarial (GAESA) en control de los militares.

Un documento de la Oficina de Control de Bienes Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro anunció que a partir del 27 de noviembre se suspendería el envío de remesas a Cuba a través de compañías controladas por los militares cubanos.

Las remesas familiares, que reciben se reciben en Cuba están estimadas en unos 3.500 millones de dólares anuales.

Maria Casillas de León

Maria Casillas de León

Periodista. Marketing de ideas