Un manifestante se sienta frente a un cartel que dice “Merino Fuera” durante una protesta contra el nuevo gobierno del presidente interino Manuel Merino, luego del juicio político y destitución del expresidente peruano Martín Vizcarra, en la plaza San Martín de Lima el 12 de noviembre. 2020.- El presidente del Congreso, Manuel Merino, asumió el cargo el 10 de noviembre como el tercer presidente de Perú en cuatro años, en medio de protestas callejeras y nerviosismo en el mercado luego del juicio político contra Martín Vizcarra por acusaciones de corrupción. (Foto de ERNESTO BENAVIDES / AFP)

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) expresó este viernes su preocupación por “el uso excesivo de la fuerza policial contra manifestantes y periodistas” durante el cuarto día de protestas en Perú, en el que al menos dos personas sufrieron heridos de bala, una de ellas con pronóstico reservado.

El organismo con sede en Washington y su Relatoría Especial para la Libertad Expresión llamaron además al Estado peruano “a abstenerse de incurrir en prácticas de detenciones indiscriminadas”.

“Según la información recibida, la Policía habría utilizado gases lacrimógenos y perdigones de forma masiva contra manifestantes y periodistas. Esto contraviene los estándares de la CIDH sobre el derecho a la protesta”, señaló la Comisión en su cuenta de Twitter.

Tanto la CIDH como su Relatoría puntualizaron que “es deber del Estado garantizar el ejercicio del derecho de protesta, que incluye los derechos de reunión pacífica y sin armas, de asociación y la libertad de expresión, debido a su papel central en la defensa de la democracia y los derechos humanos”.

Manifestantes enfrentan a la policía antidisturbios durante una protesta contra el nuevo gobierno del presidente interino Manuel Merino, luego del juicio político y destitución del expresidente peruano Martín Vizcarra, en la plaza San Martín de Lima el 12 de noviembre de 2020. – El presidente del Congreso, Manuel Merino, asumió el cargo el 10 de noviembre como el tercer presidente de Perú en cuatro años, en medio de protestas callejeras y nerviosismo en el mercado tras el juicio político de Martín Vizcarra por acusaciones de corrupción. (Foto de ERNESTO BENAVIDES / AFP)

Decenas de miles de personas en Lima y muchas miles más en prácticamente todas las ciudades de Perú se manifestaron el jueves en contra del nuevo presidente de transición, Manuel Merino; su Gobierno, encabezado por el primer ministro Ántero Flores-Aráoz; y el Congreso, que votó abrumadoramente en favor de la destitución del ahora expresidente Martín Vizcarra.

El Congreso de Perú destituyó el lunes a Vizcarra, con 105 votos a favor, tras debatir la llamada “moción de vacancia” impulsada contra el mandatario por acusaciones de corrupción cuando era gobernador de la provincia sureña de Moquegua (2011-2014).

La marcha de Lima se desarrolló durante horas de manera pacífica, en un ambiente festivo marcado por la reivindicación y la presencia de jóvenes.

Sólo hacia el cierre comenzaron a darse enfrentamientos, que muchos ciudadanos denunciaron que fueron iniciados por los policías.

También este viernes la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) se pronunció sobre la situación en Perú y repudió las agresiones contra al menos 16 periodistas y fotógrafos por parte de la Policía durante manifestaciones ocurridas el lunes y martes pasados.

La organización, con sede en Miami, pidió a las autoridades que investiguen los hechos de violencia de esta semana, en los que también fueron afectados manifestantes.

Asociaciones de prensa locales y nacionales denunciaron que agentes de la Policía Nacional del Perú reprimieron a al menos 16 fotoperiodistas y reporteros que trabajan en El Comercio, La República, Wayka, Exitosa y Huku Comunicaciones, entre otros medios.

Human Rights Watch llamó el jueves a las autoridades peruanas a “proteger a los manifestantes pacíficos y evitar que existan restricciones innecesarias o desproporcionadas a esas movilizaciones”.

EFE

Johanny Bermudez Castro

Johanny Bermudez Castro

Periodista viviendo en los EE.UU.