Un nuevo traspié sufrió la Vinotinto, luego de caer este viernes por la mínima ante Brasil en el Morumbí, en un duelo en el que el equipo más allá del gol estuvo correcto en la zaga, pero volvió a carecer de fluidez ofensiva.

La noche de São Paulo estuvo condimentada por una garúa que vio como la selección nacional se exigió a fondo para intentar sumar su primer punto en la exigente eliminatoria sudamericana.

Los primeros compases transcurrieron como se preveía, con el local monopolizando la esférica, buscando los pocos espacios que concedía una bien plantada defensa liderada por Yordan Osorio, que ofreció seguridad en la retaguardia.

El equipo no deslució en esa faceta ni siquiera tras la salida por lesión de Rolf Feltscher y el ingreso de Luis Mago en el 18′.

La más clara para los amazónicos la protagonizó Roberto Firmino, quien sacó un potente tiro de larga distancia que repelió Wuilker Fariñez al tiro de esquina en el minuto 28.

Venezuela tuvo la suya por intermedio de un buen desborde de Yeferson Soteldo, que mandó un peligroso centro rastrero dentro del área que no consiguió rematador en el 39′.

Brasil rotó el balón de un lado a otro y probó un par de veces más desde fuera del área, pero el primer tiempo se fue sin que pudieran derribar la muralla venezolana, que resistió. Hasta ese momento se obtenía una meritoria paridad.

Llega la desolación

En la etapa complementaria, Tite trató de darle más dinámica a las gestaciones brasileñas con la entrada de Lucas Paquetá, sin embargo, el buen rendimiento defensivo de los entrenados por José Peseiro se mantuvo, al mismo tiempo que persistió la dificultad para hilvanar posibilidades de peligro.

En una de las escasas aproximaciones, Firmino colgó un centro que conectó libre de marca Gabriel Jesus, pero su cabezazo se fue desviado en el 61′.

El problema para la Vinotinto llegó cuando Roberto Rosales tuvo que abandonar la batalla por una dolencia física y ser sustituido en el 65′.

Cuando la oncena se reorganizaba por la modificación, Brasil dio el golpe mediante una triangulación en la que Paquetá habilitó a Everton Ribeiro, y este lanzó un centro en el que Machís la peinó ante la presión de Renan Lodi, para que el balón le quedara servido a Firmino, quien solo tuvo que empujarla sin oposición en el minuto 66.

A partir de ese momento se abrió un poco el compromiso e incluso la Vinotinto cerró pisando el área contraria gracias a un tiro libre que fabricó y ejecutó Rómulo Otero, además de la presión que ejercía Jefferson Savarino.

Al final, la selección mejoró un poco su combatividad con respecto a las derrotas frente a Colombia y Paraguay, pero no fue suficiente para al menos arañar una valiosa unidad, por lo que llegará al siguiente cotejo con la exigencia de ganar sí o sí para enderezar un poco el rumbo.

Ficha técnica

1- Brasil: Ederson; Danilo, Marquinhos, Thiago Silva, Renan Lodi (Alex Telles 90+5′); Allan, Douglas Luiz (Lucas Paquetá 45′), Éverton Ribeiro; Gabriel Jesus (Everton Cebolinha 75′), Richarlison (Pedro 75′), Roberto Firmino. DT: Tite.

0. Venezuela: Wuilker Faríñez; Rolf Feltscher (Luis Mago 18′), Wilker Angel, Yordan Osorio, Roberto Rosales (Alexander González 64′); Tomás Rincón, Junior Moreno, Cristian Cásseres, Yeferson Soteldo (Rómulo Otero 64′); Darwin Machís (Jefferson Savarino 77′), José Salomón Rondón. DT: José Peseiro.

Gol: Roberto Firmino (66′).

Árbitro: Juan Benítez (Paraguay).

Amonestados: Douglas Luiz – Cásseres, Rincón, Machís.

Estadio: Morumbí, São Paulo.