El Fiscal General de la República, Tarek William Saab, informó este viernes la detención del narcotraficante Eustacio Córdoba, solicitado por la Organización Internacional de Policía Criminal (INTERPOL), quien operaba como líder del cartel «Los Maureles» y tenía protección policial.

«Informamos sobre la detención de un narcotraficante venezolano, Eustacio Córdoba con alerta roja de Interpol, junto a su pareja, cuyas operaciones se centraban en el oriente del país; sobre todo en los estados Sucre y Anzoátegui. Este delincuente tuvo el descaro de venir al Ministerio Público para denunciar que era objeto de una persecusión policial a cambio de pagos en miles de dólares», dijo el fiscal.

Detalló que Córdova fue enjuiciado en Francia en 1999 por tráfico de drogas, «según información recabada por fiscales y sentenciado a 10 años de prisión; de los cuales estuvo encarcelado 4, siendo liberado en el año 2004», explico el fiscal.

«Tras las investigaciones, el 16 de octubre, se solicitó ante el Juez 2º de Control de Anzoátegui, extensión El Tigre, solicitud de orden de aprehensión contra Carmen Rosa Gamboa Salazar y Eustacio Cirilo Córdova, por los delitos de narcotráfico internacional, posesión de armas de guerra, legítimación de caoitales y asociación para delinquir», dijo.

Fue nuevamente procesado en 2005 por un tribunal de París y fue hallado culpable y condenado a 20 años de prisión en un proceso que lo comprometía en grandes transportes de cocaína entre Suramérica y Francia a través de las Antillas Francesas.

Agregó que según investigaciones del Ministerio Público (MP), Córdova tendría sus bases de operaciones en Sucre; específicamente en Güiria y San Juan de las Galdonas.

En este caso se está investigando también la protección que habrían dado funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana a este grupo de la delincuencia organizada que hacía vida en la finca “La Inversión, estado Sucre.

Procedimientos

Saab, agregó que también, se solicitó el pasado 20 de octubre una audiencia de imputación por homicidio calificado y tortura contra Ascanio Tarascio y Esteben José Zárate Soto como presuntos responsables de los hechos en el que el capitán Acosta Arévalo perdió la vida. 

Detalló que el 28 de junio de 2019, el occiso fue trasladado a las instalaciones de la Corte Marcial del Circuito Judicial Militar en Fuerte Tiuna; donde llevaba a cabo una audiencia y  en dicho lugar Acosta Arévalo se desmayó y tuvo que ser trasladado al Hospital Militar Dr. Vicente Salias, donde ingresó sin signos vitales. 

“Debo decir que cualquier persona que intente atentar contra la institucionalidad venezolana será castigado por la ley”, añadió el Fiscal General. 

El funcionario destacó que el MP ha dispuesto mil 200 funcionarios para velar por la protección del derecho humano al voto. En este sentido aseguró que por el caso del Capital se pronunció la Oficina de la Alta Comisionada de la Organización de Naciones Unidas (ONU) para los DD HH, al reconocer que se estaban dando pasos en la dirección correcta en contra de la tortura. Agregó que su despacho se mantendrá en una lucha implacable.

«Venezuela respeta los DDHH a diferencia de Colombia, Estados Unidos, Chile o Ecuador; donde no se castiga a violadores de las leyes», agregó el Fiscal.