Monseñor Polito Rodríguez, obispo de la Diócesis de San Carlos, Cojedes, afirmó que el sacerdote José Manuel de Jesús Ferreira (39) fue asesinado cuando ayudaba a una dama que estaban robando.  

Rodríguez recordó que el martes en la noche, Ferreira celebró misa con un grupo reducido de fieles en la iglesia San Juan Bautista ubicada en el casco central de la capital cojedeña. De allí despidió a quienes asistieron a la celebración eucarística y se introdujo en la casa parroquial, explicó Rodríguez a través de un comunicado publicado en las redes de la Conferencia Episcopal Venezolana.  

Ferreira oyó los gritos de auxilio de una dama que estaba siendo víctima de un atracó y salió para ayudarla. Y es allí cuando los sujetos le propinaron un disparo en el pecho que le causó la muerte minutos más tarde.  “Hasta el último momento José Manuel ha hecho el bien, y su muerte no es para siempre, porque sabemos que vamos a resucitar por el bautismo”, reflexionó el obispo. 

El prelado celebró una misa en la catedral de Cojedes para despedir el cuerpo de Ferreira que fue sepultado en ese templo el jueves pasado. En la homilía dijo que “no sé por quién entristecerme más, por el padre o por los delincuentes que le quitaron la vida”. El Eje de Investigaciones de Homicidios Cojedes está tras la búsqueda de los sujetos que ultimaron al sacerdote.