Los organismos de seguridad están tras la búsqueda de ocho sujetos, quienes son señalados de participar en el asesinato del general de brigada de la Guardia Nacional Bolivariana, Sergio Negrín Alvarado (49) y del sargento Deiris Eduardo Suárez Castillo (25), informó el comisario Douglas Rico, director de la policía científica.

Este doble homicidio ocurrió la madrugada del pasado 13 de octubre en la autopista Cimarrón Andresote, límites de Carabobo y Yaracuy. En ese sitio opera la banda de 13 sujetos liderada por Maikel José Seco, apodado El Seco. El general Negrín iba de copiloto mientras que el sargento Suárez Castillo conducía la camioneta donde se desplazaban, precisó Rico. Trataron de evadir las barreras colocadas por los bandoleros, pero éstos comenzaron a disparar, el sargento perdió el control del carro y se estrelló.

Aun así, los delincuentes tirotearon a los militares hasta causarles la muerte. Luego huyeron con sus armas de reglamento.
Por ese hecho, las autoridades buscan a Maikel José Seco, Darwin José Zabala Ollarves, quien se encuentra en una cárcel; Luis Alexander Colina, Johan David Hernández Muñoz, Jorge Luis Hernández Muñoz, Iván David Maestre Arias, Engerbert Jesús Maestre Velásquez y Wilmer Samuel Sánchez Pérez, detalló Rico.

Durante los primeros operativos, el Cicpc detuvo a Felipe Alexander López Morales (18) y abatió a Joiker German Salas Padilla, Mai Diler Liani Escalona Heredia y Leikerman Miguel Salas Padilla.

En otro hecho, el Eje de Homicidios de Bolívar detuvo a Garvin José González (19), Elías Alberto Plaza Malavé (21), Toufic Antonio El Chaarr Abrahantes (21), Jean Carlos Barreto (44) y Alexander José El Chaarr (30), por su presunta vinculación con el homicidio de la comerciante asiática Baoyun He (46).

El cadáver de esta mujer fue localizado el pasado miércoles enterrado en el patio del hotel Nuevo Dorado, ubicado en la calle Bolívar de El Dorado (Bolívar). La mujer vivía en ese establecimiento desde donde comerciaba con oro, situación que fue aprovechada por el grupo de hombres para someterla, causarle la muerte y huir con porciones del citado metal y dinero en efectivo, entre otros.

El viernes pasado sus familiares denunciaron la desaparición de la comerciante. Pero todo se descubrió tras la detención de una persona que trabaja con ella. Su declaración condujo a la ubicación del cadáver, desenterrado el miércoles ya en estado de putrefacción. “Parte de los bienes están recuperados”, acotó Rico.

El jefe del Cicpc también anunció la detención de Luis Alfonso León Hernández (40), presunto responsable de la muerte de un bebé de 4 años, hecho ocurrido el domingo 18 de octubre en Quíbor (Lara). El sujeto discutía con otros, sacó un arma, disparó al piso y la bala rebotó en el cuerpo del niño, causándole la muerte. Por ese hecho también capturaron a otros 3 hombres.