Con 21 votos a favor, 4 en contra y 9 abstenciones, la Asamblea de OEA aprobó este miércoles 21 de octubre, en Sesión de la Asamblea General de OEA, una resolución en la que destaca la carencia de condiciones democráticas mínimas, para garantizar elecciones libres, justas y transparentes y el continuo deterioro de las condiciones políticas, sociales, económicas, agravadas por la propagación de la pandemia del COVID-19, reafirmando a la vez, el apoyo firme y contundente a la democracia venezolana, a la Asamblea Nacional, al Gobierno legítimo del presidente Juan Guaidó y a la representación del embajador Gustavo Tarre ante el organismo interamericano.

Los cancilleres de la región se refirieron al informe de la Misión Independiente de Verificación de Hechos de la Comisión de DDHH de la ONU, sobre las graves violaciones a los DDHH, alertando a su vez sobre la amenaza que significa la dictadura de Nicolás Maduro para la paz y estabilidad de la región.

De igual forma, los cancilleres manifestaron su profunda preocupación y rechazo a las maniobras de control ejercidas por el régimen ilegítimo de Nicolás Maduro, quien ha secuestrado las instituciones democráticas esenciales, en detrimento de la separación e independencia de los poderes públicos, en grave violación de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y la Carta Democrática Interamericana.

Merece destacarse la intervención del representante permanente de Uruguay ante la OEA; Washington Abdala, quien de manera enérgica manifestó que: «No hay margen para el matiz. O se está del lado de los derechos humanos y la recuperación democrática en Venezuela o se está del lado de la tiranía. No hay punto intermedio».

A su vez, los Estados integrantes de la OEA manifiestan reconocer que la Asamblea Nacional de la República Bolivariana de Venezuela continúa siendo la única institución legítima y democráticamente electa en Venezuela y expresan con preocupación, que las acciones llevadas a cabo por el régimen ilegítimo de Nicolás Maduro son una amenaza real para su eliminación como el último espacio democrático e institucional en el cual se canalizan y tienen voz las demandas de la sociedad venezolana.

La resolución condena y rechaza la convocatoria de elecciones parlamentarias fraudulentas, sin las condiciones mínimas para garantizar la celebración de procesos electorales democráticos, de acuerdo con los estándares internacionales; manifestando que solo reconocerán elecciones presidenciales y parlamentarias que cumplan con las condiciones necesarias de libertad, justicia, imparcialidad y transparencia, garantizando así la participación de todos los actores políticos y de la ciudadanía, la liberación de los presos políticos y que cuenten con observación electoral internacional independiente y creíble.

También la resolución hace un llamado para la protección de los miembros de la Asamblea Nacional legitima, y exige la pronta liberación y cierre de los procesos judiciales de todos los presos políticos, poner fin a los arrestos arbitrarios, detenciones y acoso a los ciudadanos, a la vez que rechazan la interferencia en el funcionamiento de los partidos políticos, que son elementos esenciales de la democracia representativa; “Esta resolución de la Asamblea de la OEA es un paso más para que Venezuela recupere la democracia y acabar con la tiranía responsable de asesinatos, torturas y la peor crisis humanitaria y migratoria regional. Felicito a los Estados Miembros por estar a la altura de la historia”, manifestó el Secretario General de la OEA, Luis Almagro.

Por su parte, el Representante Especial de Venezuela en la OEA, Gustavo Tarre Briceño manifestó en entrevista dada a los medios que: “la consulta popular promovida por el presidente (E) Juan Guaidó, busca darle la palabra al pueblo de Venezuela. A un pueblo que le niegan los canales de participación que están consagrados en la Constitución”

Importante recordar que la OEA, en la resolución AG/ RES. 2944 de 2019, reitera la aceptación por parte de los Estados miembros, del Representante Permanente ante la Organización de los Estados Americanos designado por la Asamblea Nacional de Venezuela, hasta que se celebren nuevas elecciones presidenciales libres y justas que conduzcan al nombramiento de un gobierno elegido democráticamente.

Seguir leyendo…

Glaudimar Hurtado Flores

Glaudimar Hurtado Flores

Periodista.