|| Agencias Nacionales
|| Fotos Cortesía

La victimaria que se dio a la fuga podría estar escondida en el urbanismo de Guasimal en Aragua  

Funcionarios de la delegación municipal de Barquisimeto (Cicpc), continúan trabajando en las investigaciones en coordinación con algunas delegaciones del país, para ubicar a una mujer identificada como Roraima Quintero,  quien asesinó de dos puñaladas a la esposa de su amante,  identificada como Yohelis Loreanny Sánchez Pérez, de 34 años de edad, madre de tres hijos, de 14, 9 y 7 años.

Al parecer las investigaciones van por buen horizonte y están cerca de atrapar a la homicida. Algunas versiones indican que estaría en la frontera con Colombia, aunque hay quienes aseguran que se encuentra en uno de los apartamentos de la ciudad socialista Guasimal, en el municipio Girardot del estado Aragua, en compañía de unos familiares, información que no ha sido oficializada por las autoridades.

Los hechos ocurrieron en el sector Alí Primera, ubicado en el oeste de Barquisimeto, donde se produjo el sorpresivo ataque de Quintero en contra de Sánchez Pérez. Vecinos comentaron que la homicida tenía todo el plan preparado como si se tratara de una “espía profesional”, ya que al parecer seguía a su víctima, conocía la hora de salida y de llegada a su casa, siempre en compañía de sus tres menores hijos.

 

EL DÍA DEL CRIMEN

El homicidio ocurrió el pasado sábado a las 9:00 am cuando la víctima regresaba a su vivienda luego de dejar a sus hijos en las tareas dirigidas. Fue en ese momento cuando Roraima Quintero la interceptó, la golpeó en la rostro y luego sacó de su cartera un cuchillo de 45 centímetros, con el que le propinó heridas en el cuello y el hombro.

Testigos dijeron que la eufórica mujer le gritaba a su víctima “la vida, los detalles, los gustos y sus placeres yo se los controlo a tu marido (…) pero tú estás impidiendo mi felicidad. Él es mi pareja para toda la vida”.

Gravemente herida, Sánchez cayó sobre el pavimento y perdió mucha sangre porque la punta del arma blanca le afectó la yugular ocasionándole una gran hemorragia. Inmediatamente algunas personas que presenciaron el suceso la trasladaron hasta la emergencia del hospital del seguro Pastor Oropeza, mientras que Roraima Quintero huyó del lugar del hecho y hasta los momentos no ha sido ubicada. 

Una vez en el centro asistencial, la joven madre, fue evaluada y se percataron que el cuchillo había atravesado la yugular, que es una de las dos venas del cuello que recogen sangre del cerebro y la cara y la transportan al corazón, inmediatamente fue ingresada al quirófano, pero lamentablemente dejó de existir durante la operación.

El Eje de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc) inició las investigaciones, realizaron una inspección en la residencia de Roraima Quintero, donde lograron localizar el cuchillo presuntamente utilizado para perpetrar el ataque. Quintero no ha sido localizada a cinco días del asesinato.

Ir a la fuente original para seguir leyendo