Sede de la Oficina Federal de Investigación (FBI)  Washington. REUTERS/Joshua Roberts

Rusia e Irán obtuvieron información del registro de votantes en Estados Unidos y han actuado para influir en la opinión pública antes de las elecciones presidenciales del 3 de noviembre, anunció el miércoles el director de Inteligencia estadounidense, John Ratcliffe.

Ratcliffe dijo que Irán, específicamente, envió correos electrónicos a estadounidenses “diseñados para intimidar a los votantes, incitar a la agitación social y dañar al presidente [Donald] Trump”.

Añadió que Irán también distribuyó un video que hace creer a la gente que es posible enviar boletas electorales fraudulentas, incluso desde fuera de Estados Unidos.

Ratcliffe dijo que Irán y Rusia buscan utilizar la información obtenida “para comunicar información falsa a los votantes registrados con la esperanza de causar confusión, sembrar el caos y socavar la confianza en la democracia estadounidense”.

“Estas acciones son esfuerzos desesperados de adversarios desesperados”, agregó Ratcliffe.

Este anuncio se produjo después de que votantes demócratas registrados informaran haber recibido correos electrónicos amenazantes en nombre del grupo de milicias armadas Proud Boys.

Los correos decían: “Sabremos por cuál candidato votaste. Yo en tu lugar me tomaría esto seriamente”.

Se dirigían a sus destinatarios por su nombre y les indicaban su dirección postal.

El director de la Agencia Federal de Investigaciones (FBI), Christopher Wray, aseguró que el sistema electoral sigue siendo seguro y “resistente”.

“Tengan la seguridad de que estamos preparados para la posibilidad de acciones de quienes son hostiles a la democracia”, dijo Ratcliffe.

AFP

Johanny Bermudez Castro

Johanny Bermudez Castro

Periodista viviendo en los EE.UU.