Aun año del comienzo del estallido social en Chile, los manifestates volvieron a tomar las calles este domingo, causando fuertes disturbios en varias partes del país.

Entre los estragos que generaron los protestantes está la quema de dos iglesias chilenas.

El primer santuario en arder fue la iglesia San Francisco de Borja, usada regularmente por el cuerpo policial de Carabineros para ceremonias institucionales, y horas más tarde fue la iglesia de la Asunción, una de las más antiguas de la capital, con más de un siglo y medio de antigüedad.

Ambos templos se encuentran en los alrededores de Plaza Italia, el epicentro del llamado «estallido social» y que este domingo fue escenario de una de las concentraciones más masivas en lo que va de año.

En las cercanías de la rotonda, bautizada por los manifestantes como «Plaza Dignidad», fueron saqueados además varios comercios, entre ellos un supermercado de una cadena internacional, y también se registraron ataques de encapuchados a algunas comisarias de la periferia capitalina, como Puente Alto.

Seguir leyendo…

Glaudimar Hurtado Flores

Glaudimar Hurtado Flores

Periodista.