El luchador de 26 años Luis Salazar, conocido como Príncipe Aéreo, falleció víctima de un infarto poco después de recibir un par de golpes en el pecho y quedar inerte en la lona, en una función en el Estado de México, aledaño a la capital mexicana.

Captura de video

En el tercer show de lucha libre de la velada, Salazar parecía estar bien, pero tras ser golpeado, se derrumbó en el suelo y su rival se lanzó sobre él, pero para auxiliarlo, según se ve en un vídeo divulgado por diversos medios en las redes sociales.

El peleador fue sometido a primeros auxilios y llevado al hospital aún con vida, pero murió poco después. Compañeros de profesión han expresado su solidaridad con la familia del joven.

«Una gran persona ha partido, a donde quiera que ibas siempre con esa sonrisa que te caracterizaba, un gran luchador el que hoy se va al cielo. Descansa en paz, brother», expresó «Factor Miedo».

De acuerdo con la prensa mexicana, Salazar era un luchador independiente, ajeno a las grandes empresas de la lucha libre en México y su fallecimiento se sumó al de otros peleadores en el presente año.

EFE