El punto llegó a tal extremo que Elon Musk tuvo que ir en persona a revisar las plataformas y hasta la NASA intervino exigiendo resultados. Ya que se aproxima otra misión tripulada donde habría vidas humanas en riesgo.

Fueron momentos de gran tensión los que se vivieron en semanas recientes al interior de SpaceX, luego de que un par de despegues tuvieron que verse abortados en el último minuto; todo tras detectar diversos fallos en el sistema que no garantizaban la ausencia de accidentes si seguían adelante.

SpaceX inició el 2020 a lo grande haciendo historia con su primera misión tripulada. Pero fallos en el Falcon 9 obligan a la NASA a frenar todo.

La buena noticia: despegaron bien. La mala: llevaban satélites Starlink

Ahora, depende de quien lea la nota este logro podrá ser recibido con entusiasmo o desilusión. No porque un sector de nuestros lectores sean devotos pirómanos, no. Sino porque el cargamento que llevaba el cohete de SpaceX eran más satélites Starlink.

Por fortuna parece que todo quedó superado y SpaceX pudo realizar un nuevo despegue sin incidentes.

Según reporta el diario The Indpedent, el lanzamiento se realizó a las 12:25 horas (GMT) en el Centro Espacial John F. Kennedy. En donde el Falcon 9 llevó en su interior un total de 60 nuevos satélites para ser instalados.

Poner un montón de satélites envolviendo nuestro planeta puede alterar la actividad científica de la comunidad astrónomos. Eso le advierten a Elon Musk.

Ya que la operación de los satélites y sus cualidades han dificultado en verdad la observación de astros. Así que no muchos estarán felices con la implementación de 60 nuevos dispositivos allá ariba.

Ismael Zorrilla Jiménez

Ismael Zorrilla Jiménez

Periodista. Marketing Digital. Manejo de redes.