Obtener un billete de 20 dólares estadounidense ahora no solo es posible en la red de taquillas de la banca venezolana, sino que también puede sacarse directo de dos billeteras digitales que operan en Venezuela.

Reserve, por ejemplo, ofrece un servicio de entrega de dólares en efectivo en la casa o la oficina que solo opera en algunas zonas de Caracas. Mientras que AKB Fintech está listo para inaugurar, en noviembre próximo, unos nuevos cajeros automáticos que dispensarán dólares en efectivo, de principio solo en Caracas, Valencia y Barquisimeto.

“Muchos venezolanos afuera quieren entregar el efectivo (en dólares) a sus familiares y ahora la persona que lo necesite retirar lo va a poder hacer. Esperamos cerrar este 2020, con unos 10 cajeros automáticos operativos en todo el país” detalló Guillermo Scarpantonio, presidente de AKB Fintech, en una entrevista desde los Estados Unidos con Efecto Cocuyo.

Ambas billeteras digitales invirtieron meses en organizar toda la operación para ofrecer este nuevo servicio. Al punto que ahora los usuarios venezolanos pueden tanto depositar como retirar dólares en efectivo en estas billeteras digitales, una tarea que sonó imposible durante los 16 años de férreo control cambiario que se impuso desde el comienzo de la presidencia del fallecido Hugo Chávez.

En el caso de Reserve, lo más importante fue ajustar la dinámica con los comercios para que ellos pudieran hacer los depósitos del efectivo captado por sus ventas. Luego, la implementación de un proyecto piloto de tres meses con un puñado de motorizados para encontrar el mejor modo de ofrecer el servicio en Caracas y mantener un radio de seguridad.

“Durante el proyecto piloto se delimitaron las locaciones en que iba a operar el servicio, pero nada que no hayamos podido manejar. En el caso de que un usuario viva o tenga la oficina en una zona no cubierta, les ofrecemos la opción de que se traslade a otra locación para que pueda completar el retiro o el depósito del efectivo” apuntó Nevin Freeman, cofundador y presidente de Reserve, en entrevista para Efecto Cocuyo realizada a través de Zoom.

– Comercios son los grandes aliados –

El modelo del negocio tanto de AKB Fintech como Reserve funciona con los comerciantes como sus principales aliados. Son los empresarios quienes cuentan con los flujos de dólares en efectivo que alimentan estas operaciones y para ellos, supone un beneficio porque encuentran una ventana para sacar sus ingresos al extranjero.

“La conversión de los bolívares a dólares es muy importante para los comercios. Con estas operaciones se siguen manteniendo para comprar materias primas, productos terminados e insumos. De lo que se trata es que realicen estos cambios seguros sin un intermediario o sin el riesgo de estafas” explicó Scarpantonio.

En AKB Fintech, por ejemplo, un tercio de sus usuarios activos corresponden con el perfil de comerciantes, empresarios o emprendedores que hacen el cambio de bolívares a dólares en la plataforma. Para luego enviar esos dólares a sus cuentas en el extranjero, cancelar los salarios a sus trabajadores o pagar a sus proveedores nacionales.

Estos retiros de efectivo, bien sea con el delivery de un motorizado de Reserve o a través de los cajeros automáticos que habilitará AKB Fintech, también suponen el pago de unas tarifas para los usuarios.

Reserve, por ejemplo, cobra una comisión de 4% del monto total para los depósitos y otro 6% para los retirosAdicional de un pago entre 2 y 5 dólares por el servicio de envío y que se ajusta en función de la zona de Caracas.

AKB Fintech, en su caso, tiene una tarifa plana de 5% del monto retirado en el cajero automático y que se debita de la billetera digital del cliente. Es decir, que si una persona quiere sacar 100 dólares por el cajero, entonces se le descontarán 105 dólares de su saldo en la billetera digital.