Los alcaldes italianos podrán clausurar las zonas más concurridas de sus ciudades, como las de fiesta, en caso de aglomeración para frenar los contagios, últimamente disparados, según anunció hoy el primer ministro, Giuseppe Conte.

EFE

Los regidores podrán tomar esta medida a partir de las 21.00 locales (19.00 GMT) si detectan que en un zona determinada se genera una aglomeración de personas, como en las áreas de fiesta nocturna, según el último decreto aprobado este domingo.

«No podemos perder tiempo para evitar un nuevo confinamiento general, el país no puede permitírselo», justificó Conte en rueda de prensa al ilustrar estas medidas centradas en regular la vida en bares, restaurantes, gimnasios y escuelas, entre otros espacios.

Seguir leyendo…