La vicepresidenta ejecutiva de Venezuela, Delcy Rodríguez, dijo este domingo 18 de octubre que el país recibirá inversiones locales y extranjeras sin revelar la procedencia de esos fondos, en el marco de la llamada Ley Antibloqueo, para intentar burlar las sanciones financieras impuestas por Estados Unidos al Gobierno.

«La ley contempla mecanismos de confidencialidad en la información, confidencialidad en identidad, en objeto, en el desarrollo de la actividad, hay un sistema con una plataforma tecnológica que permitirá la protección de esas inversiones», explicó.

Señaló que los inversionistas «no se acercaban a Venezuela por temor al bloqueo», en alusión a las numerosas sanciones impuestas por Estados Unidos y otros países al Ejecutivo de Nicolás Maduro, pero, aseguró, «esta ley quita el velo del bloqueo y ofrece mecanismos para que (…) puedan tener un desarrollo seguro de sus inversiones en el país».

En ese sentido, informó que el presidente de la estatal petrolera Pdvsa, Asdrúbal Chávez, sostuvo reuniones con empresarios del sector para explicarles las posibilidades de inversión que se abrieron luego de que la «ley antibloqueo» fuese aprobada por la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), integrada solo por oficialistas.

«Se les expuso la ley, todas las opciones y posibilidades que tienen para el desarrollo en distintas áreas, en este caso en el campo petrolero (…) el primer invitado es el inversionista nacional», sostuvo.

Rodríguez indicó también que las empresas estadounidenses que aún operan en Venezuela pese a las sanciones tendrán posibilidad de hacer nuevas inversiones bajo la confidencialidad que contempla este instrumento legal que fue propuesto por el presidente Maduro y que el Parlamento considera ilegal.