Los bulos sobre la muerte de niños y adolescentes en Alemania por el uso de mascarilla se multiplican. El 21 de septiembre verificamos los mensajes falsos que circulan en torno a la muerte de una joven de 13 años en un autobús escolar en Büchelberg, en el estado federado de Renania-Palatinado. Y en las últimas semanas se viralizaron nuevos mensajes que denuncian la muerte de hasta seis niños debido al empleo de mascarillas en Alemania. Estas afirmaciones carecen de pruebas y fueron desmentidas por las autoridades judiciales y policiales.

Varios de estos bulos tienen su origen en los vídeos publicados en redes sociales −y traducidos al castellano− por el otorrinolaringólogo Bodo Schiffmann, creador de la agrupación negacionista de la pandemia Resistencia 2020 (Wiederstand 2020). Schiffmann cuenta con miles de seguidores en YouTube y en sus mensajes alude al Gobierno de la canciller Angela Merkel como «régimen totalitario» y «dictadura fascista».

En las últimas semanas, Schiffmann publicó diferentes vídeos denunciando la muerte de niños por el uso de mascarillas. Primero habla de dos niños muertos y luego de un tercero. «Ha muerto un segundo niño. Esta mañana un colega médico me ha comunicado la noticia. Tampoco este niño tenía enfermedades previas», señala en uno de sus mensajes. «Ha muerto muy probablemente por llevar mascarilla como la niña de la que ya informé en varias ocasiones».

En el vídeo, Schiffmann denuncia también los «daños neurológicos a largo plazo» que supuestamente sufren los niños por usar mascarillas. «Clínicas y neurólogos me comunican que cada vez más niños tienen fuertes dolores de cabeza, problemas de concentración y náuseas», afirma. 

En otro vídeo posterior, Schiffmann informa llorando de «la muerte de un tercer niño» y anima a la población a salir a la calle. «¿Tres niños muertos en una semana no les basta?».

Junto a estos mensajes, también se viralizó un vídeo subtitulado al castellano que dramatiza el caso de «Lisa, la primera niña en morir por el uso obligado de la mascarilla». En este mensaje se habla de la muerte de hasta seis niños.

«Estoy muy triste, mi amiga Lisa ha muerto», dice la voz en off de una niña alemana. «Ha muerto por seguir con la mascarilla puesta. Muerte por falta de oxígeno. Muerte por exceso de CO2″, añade la dramatización. “Llevar mascarillas es maltrato infantil».

Luego, la voz en off da paso al siguiente mensaje: «Lisa fue la primera niña en morir por el uso obligado de la mascarilla. Después de ella, tenemos conocimiento de que le han seguido al menos cinco niños más. ¿Vas a ser cómplice de esta masacre?».

La muerte de una niña de 13 años en Büchelberg aún está siendo investigada

Los primeros mensajes que circularon sobre el tema aluden a la muerte el 7 de septiembre de una adolescente de 13 años tras desmayarse en un autobús escolar en Büchelberg. Como verificamos aquí, aún se investiga su fallecimiento. La Fiscalía de Landau, que lleva el caso, señaló entonces a Newtral.es que «tras la realización de la autopsia aún no se ha podido determinar la causa de la muerte», por lo que se encargaron «nuevos exámenes forenses que podrían llevar algún tiempo».

La fiscal Angelika Möhlig emitió el 1 de octubre un comunicado en el que confirma esto mismo y evita aventurar cualquier hipótesis. A 15 de octubre, la fiscalía señala a Newtral.es que no hay nuevas informaciones sobre el tema.

Pese a que todavía no se estableció la causa de la muerte, algunos mensajes en las redes sociales asocian el fallecimiento de la joven al uso de la mascarilla. De momento no se conoce ninguna prueba que avale dichas afirmaciones.

La muerte de una niña de 6 años en Schweinfurt, desmentida por la Policía

En diferentes mensajes también se denuncia la presunta muerte de una niña de seis años en la ciudad bávara de Schweinfurt. La Policía de Baja Franconia, sin embargo, emitió el 1 de octubre un comunicado en las redes sociales advirtiendo que se trata de un bulo.

«Los antimascarillas están difundiendo informaciones falsas sobre la supuesta muerte de una niña de seis años en Schweinfurt. Por favor, no les des credibilidad a esta fake news», señala el tuit.

No hay constancia de las muertes denunciadas por Schiffmann

En sus vídeos subtitulados en español, Schiffmann no aclara dónde se habrían producido las supuestas muerte de los niños. Pero en declaraciones al medio alemán RND publicadas el 2 de octubre, Schiffmann señaló que uno de los casos corresponde a un niño de 13 años de Aurich, en la región de Frisia Oriental, en el estado de Baja Sajonia. La información, dijo, la obtuvo de «fuentes confiables» y está siendo investigada por las fiscalías de Aurich y Oldemburgo.

RND preguntó al respecto a ambas fiscalías y ninguna de ellas tenía conocimiento sobre estas muertes. Así lo constató también la agencia de noticias alemana DPA, miembro de la Red Internacional de Verificación de Datos (International Fact-Checking Network, IFCN) al igual que Newtral.

En algunos mensajes virales se señalaba que una de las muertes habría ocurrido en el Distrito de Frisia Septentrional. Pero ni la policía local ni la fiscalía competente de Flensburgo tienen constancia de lo denunciado por Schiffmann, indicó DPA.

La agencia alemana de noticias también consultó a la fiscalía de Wiesbaden, ya que unos mensajes que circularon en Alemania hablaban de una muerte de una niña en dicha localidad, pero allí tampoco se tenía constancia de un caso de esas características.

Los bulos del vídeo sobre Lisa

En cuanto al vídeo que cuenta el supuesto caso de Lisa, se trata de una dramatización y no hay pruebas de la existencia de dicha niña. Tampoco hay constancia de la muerte de «al menos cinco niños más», como se dice en el vídeo.

Más allá de esto, el mensaje habla de «muerte por falta de oxígeno» y «exceso de CO2» e indica que «llevar mascarillas es maltrato infantil», lo cual es falso. Tal como hemos señalado en diferentes verificaciones en los últimos meses, las mascarillas no generan hipoxia ni tampoco pleuresía.

El doctor y catedrático de Salud Pública Francisco Guillén Grima, también Director de Medicina Preventiva en la Clínica de la Universidad de Navarra, explicó a Newtral.es que «todas las mascarillas que se encuentran en el mercado retienen las partículas, pero dejan pasar los gases, entre los que se encuentra el oxígeno y el CO2». 

El presidente de la Sociedad Alemana de Neumología y Medicina Respiratoria, Michael Pfeifer, dijo a su vez en declaraciones a t-online.de que «es extremadamente improbable que una persona desarrolle síntomas que pongan en riesgo su vida por el hecho de usar una mascarilla».

El uso de mascarillas por parte de los niños tampoco es maltrato infantil. Junto a UNICEF, la OMS elaboró una guía sobre Preguntas y respuestas sobre los niños y las mascarillas en el contexto de la COVID-19 que se puede consultar aquí

En los casos de niños mayores de 12 años, la recomendación de la OMS es que «utilicen mascarilla en los mismos supuestos que los adultos». Entre 6 y 11 años, la recomendación de usar o no dependerá del nivel de transmisión del virus, las capacidades del niño y otros factores. Hasta los cinco años, el uso de mascarilla no debe ser obligatorio.

Resumen

Resumiendo lo expuesto, es falso que hayan muerto dos, tres o hasta seis niños y adolescentes en Alemania por el uso de mascarilla, tal como se difundió en diferentes mensajes virales y vídeos conspirativos. La única información real es que el 7 de septiembre murió una niña de 13 años tras desmayarse en un autobús escolar en Büchelberg, pero su fallecimiento aún está siendo investigado por la Fiscalía de Landau y de momento no se conoce ninguna prueba que apunte al uso de mascarilla como causa de la muerte. Del resto de las supuestas muertes, ni la policía ni las fiscalías competentes tienen constancia.

Benito Zambrano

Editor Jefe de Extra Venezuela