El presidente encargado Juan Guaidó se pronunció este sábado sobre la validez de los bonos 2020 de Petróleos de Venezuela. Al respecto, aseguró que la filial petrolera Citgo sigue bajo protección y que el Gobierno interino se mantendrá luchando por la protección de los activos venezolanos.

El viernes, 16 de octubre, una jueza de Nueva York, Estados Unidos, declaró la validez de los bonos 2020 de Pdvsa y que sus documentos  son “válidos y ejecutables”. De esta forma permite que aquellos que posean dichos bonos puedan ejecutar el canje de deuda, que tiene como garantía el 50,1 % de las acciones de Citgo, el mayor activo de Venezuela en el extranjero.

Tras esta polémica decisión, Guaidó subrayó que la emisión de los bonos 2020 fue inconstitucional, puesto que no contó con la aprobación de la Asamblea Nacional. En consecuencia, insistió en Twitter (@jguaido) que el Gobierno interino irá a todas las instancias posibles para denunciar situación.

“El régimen, de manera inconstitucional, cedió CITGO en garantía de los bonos 2020. Desde el Gobierno Encargado acudimos a las instancias posibles. Queda la opción legal de la apelación y Citgo continúa bajo la protección de la Oficina de Control de Activo Extranjero (Ofac, en  inglés). Seguiremos defendiendo los activos del país”, dijo Guaidó.

Guaidó: la decisión del tribunal es responsabilidad del régimen

El mandatario venezolano señaló al régimen de Nicolás Maduro como el responsable de la situación que vive Citgo actualmente. Incluso, Guaidó agregó que el Palacio de Miraflores puso en riesgo los bienes de la República y busca seguir haciéndolo.

“Citgo sigue protegida. La decisión en primera instancia de un tribunal en EEUU sobre los llamados bonos 2020 es consecuencia de la irresponsabilidad de la dictadura. Pusieron en riesgo los bienes de la República y pretenden continuar disponiendo de ellos a su gusto y en secreto”, dijo.

Efectivamente, la Ofac mantiene una protección sobre Citgo que indica que los bonistas no pueden ejecutar la garantía. Sin embargo, la decisión de la jueza de Nueva York enciende las alarmas ante la posibilidad de que Venezuela, en una grave crisis económica y con una destrucción del sector petrolero, pierda su mayor activo en el extranjero.

Seguir leyendo en el medio que originalmente publicó esta noticia