18 de octubre 2020 | 5:00 am

México, un país líder en la región del mercado fitness, ha visto un pico masivo en el consumo de apps y de wearables, por lo que este año se prevé que genere ingresos por alrededor de 287 millones de dólares.

Un análisis de Statista estima que el país genere alrededor de 260 millones de dólares por la compra de wearables y 27 millones de dólares por la descarga de aplicaciones fitness solo este año.

El uso de tecnologías de la información para el rastreo y cuidado de la salud se ha vuelto cada vez más usual a nivel global.

En México se observa una tendencia similar, especialmente en las generaciones más jóvenes.

Por ejemplo, se estima que para 2021 el número de usuarios de aplicaciones fitness en el país podría llegar a 18.3 millones, mientras que la cantidad de usuarios de wearables llegaría a cerca de seis millones de personas.

La consultora prevé que tanto el segmento wearable como el de las apps de fitness experimenten en 2020 un crecimiento en los ingresos de más del 30% en comparación con el año anterior.

De hecho, aunque China y Estados Unidos siguen siendo los claros líderes del mercado, los consumidores de todo el mundo también se están orientando hacia esta tendencia.

En Brasil, por ejemplo, se espera que los wearables diseñados para hacer deporte generen aproximadamente 467 millones de dólares de ingresos para finales de año, en comparación con los 45 millones de dólares que generarían los contenidos pagos de aplicaciones.

Las aplicaciones consideradas incluyen aquellas enfocadas en la actividad física y nutrición, por ejemplo, contadores de calorías, diarios nutricionales y aplicaciones para detectar, rastrear o analizar, y compartir logros relacionados con vitalidad y movimiento físico.

Las aplicaciones enfocadas en enfermedades específicas fueron excluidas, así como aquellas que no proveen al usuario con opciones para medir o analizar las funciones previamente mencionadas.

En tanto, el sector de wearables incluye dispositivos destinados específicamente al uso durante actividades deportivas, particularmente, aquellos que se utilizan en la muñeca y que están equipados con sensores y rastreadores de actividad que miden y analizan la actividad física y las funciones corporales de la persona que los utiliza.

Dentro del sector también se incluyen ropa y lentes inteligentes, no así los relojes inteligentes, que no se consideran como parte del segmento, ya que su función no está enfocada al sector fitness.

Benito Zambrano

Editor Jefe de Extra Venezuela