Este domingo 18 de octubre,  Delcy Rodríguez, vicepresidenta del régimen madurista, reiteró que, para ella, la llamada «revolución bolivariana» es su «venganza personal» contra la oposición del país.

Archivo

Más aún, afirmó que la oposición de la derecha mundial es impulsada por el «odio».

«La revolución bolivariana fue, para nosotros, nuestra venganza personal amorosa. La igualdad, los niños que van a la escuela, el acceso a la salud, el derecho a la alimentación y a la vivienda, significa nuestra venganza en revolución porque fue lo que siempre soñamos cuando éramos niños. Vivir en la posibilidad de construir un mundo distinto. Esa es la venganza personal«, manifestó en entrevista brindada a Ernesto Villegas, ministro de Cultura del régimen.

Añadió que, a su juicio, la oposición busca la «destrucción del país», mientras que el régimen buscaría «transformar».

Vale recordar que, durante otra entrevista brindada en junio de 2018 a José Vicente Rangel, Rodríguez hizo alusión al asesinato de su padre, Jorge Antonio Rodríguez, en julio de 1976, supuestamente, de un infarto ocasionado por las torturas que recibió durante su confinamiento en la Dirección General Sectorial de los Servicios de Inteligencia y Prevención (Disip).

Fue entonces cuando mencionó, por primera vez, que la revolución era su «venganza personal» por ese evento.

«(Estoy) feliz de estar en la revolución bolivariana porque sabemos que esa es nuestra venganza personal de esa época oscura donde muchos jóvenes fueron asesinados, torturados o desaparecidos. Fue la herencia política de una cuarta república no comprometida con el pueblo, donde las élites gobernaban, donde la democracia era solamente un símbolo en palabras, pero sabemos que la llegada del comandante Hugo Chávez fue nuestra venganza personal (…), todo lo que significa el socialismo bolivariano para nosotros es redimir a nuestros mártires y a nuestros héroes«, manifestó entonces.