18 de octubre 2020 | 5:00 am

Por Jesse Cohen

A continuación, tres acciones en posición privilegiada para monetizar aún más la creciente locura de las apuestas deportivas, mientras cada vez más gobiernos continúan legalizando las apuestas deportivas online y al por menor.

1. DraftKings

DraftKings ha tenido una racha notable en lo que va de año, ya que las medidas de confinamiento destinadas a reducir la propagación del brote del coronavirus alimentaron un auge de las apuestas deportivas y juegos de azar online. Recientemente anunció una asociación con ESPN y las acciones repuntaron ante la noticia de que Michael Jordan se había unido a su junta como asesor especial y que había adquirido una participación de capital en la compañía.

Las acciones de la plataforma de apuestas deportivas con sede en Boston, Massachusetts, han subido un enorme 430% desde que salió a bolsa a través de una Compañía de Adquisición de Propósitos Especiales (SPAC) el 24 de abril, frente a las ganancias del 21% del S&P 500 en el mismo periodo.

Las acciones cotizan alrededor de los 44 dólares tras registrar máximos históricos de 64.19 dólares a inicios de octubre. En los niveles actuales, la valoración del operador de casas de apuestas deportivas de rápido crecimiento asciende a aproximadamente 11,900 millones de dólares, lo que la convierte en la empresa más valiosa del sector de las apuestas deportivas.

Los resultados del segundo trimestre publicados el 14 de agosto de DraftKings fueron desiguales, ya que la mayoría de las ligas deportivas profesionales siguen inactivas debido a la actual pandemia del COVID-19.

Publicó unos ingresos de 75 millones de dólares, superando las expectativas que hablaban de 66.4 millones de dólares. Sin embargo, las pérdidas netas para el trimestre fueron peores de lo esperado, pues la empresa registró pérdidas de 0.55 dólares por acción entre mayo y julio, frente a las expectativas que apuntaban a unas pérdidas de 0.20 dólares por acción.

Y lo que es más importante, DraftKings ha dicho que estaba libre de deudas con un balance de 1,200 millones de dólares en efectivo.

Draftkings vuelve a presentar resultados financieros el 13 de noviembre antes de la apertura de los mercados. Todo apunta a que anunciará unas pérdidas de 0.35 dólares por acción para su tercer trimestre, mientras que se prevé que los ingresos asciendan a un total de 129.6 millones de dólares.

2. Penn National Gaming

Penn National Gaming acaparó los titulares en enero, cuando se expandió a los medios deportivos y apuestas online con la adquisición de una participación del 36% en Barstool Sports —la popular compañía de medios deportivos dirigida por el fundador de alto perfil David Portnoy— por 163 millones de dólares.

La compañía con sede en Wyomissing, Pensilvania, que opera 41 casinos e hipódromos en 19 estados de todo el país, ha visto dispararse sus acciones un 177% desde el comienzo del año, lo que le asigna una capitalización de mercado de 10,600 millones de dólares.

Y lo que es aún más impresionante, las acciones —que cerraron la semana en 70.91 dólares, han repuntado más de un 1,700% desde que registraran mínimos históricos en 3.75 dólares el 18 de marzo.

Penn superó holgadamente los resultados y las expectativas de ingresos en el segundo trimestre, a pesar de la apertura escalonada de varias de sus propiedades y la ausencia de deportes en directo. Jay Snowden, presidente y CEO, dijo en el informe de resultados de la compañía el 6 de agosto:

“Aunque las visitas aún no han vuelto a los niveles pre-COVID, en gran parte debido a las restricciones de capacidad impuestas por el Estado y los servicios limitados, el gasto por visita ha sido notablemente fuerte, lo que resulta en mejores ingresos de lo esperado”.

Penn reportaría publicará los resultados del tercer trimestre el jueves 5 de noviembre antes de la apertura. Las estimaciones indican que la compañía de casinos y apuestas deportivas registrará un beneficio por acción de 0.34 dólares. Por otra parte, se espera que los ingresos aumenten un 230% en términos trimestrales, hasta un total de 1,080 millones de dólares, beneficiándolos en parte de la demanda acumulada y el regreso de muchas de las principales ligas deportivas de todo el mundo.

3. Boyd Gaming

Boyd Gaming es una empresa más pequeña del sector de apuestas deportivas, con una capitalización de mercado de 3,400 millones de dólares. La compañía con sede en Paradise (HK:), Nevada, que opera 29 casinos en 10 estados, tiene una participación del 5% en FanDuel, una plataforma de apuestas deportivas online similar a DraftKings. Boyd también gestiona apuestas deportivas en muchos de sus actuales casinos.

Las acciones del operador regional de casinos, que cerraron el viernes en 35.03 dólares, han protagonizado una impresionante recuperación tras registrar mínimos durante el pico de la venta masiva provocada por el coronavirus en marzo, repuntando un sorprendente 346%.

Boyd superó con creces las expectativas cuando publicó los resultados del segundo trimestre el 28 de julio; los ingresos del operador de casinos recibieron un impulso de la reapertura de casi todas sus ubicaciones desde que tuviera que cerrarlas a mediados de mayo.

“Desde la reapertura, parece que vamos a experimentar una gran recuperación”, ha dicho Keith Smith, presidente y CEO, en el informe de resultados de la compañía.

“Comparando con la reapertura de nuestras propiedades, hemos logrado un crecimiento de toda la empresa y una mejora significativa del margen, al tiempo que cumplimos con las reducciones reguladas por el Estado en cuando a la capacidad de juego”.

“Aunque las visitas generales y los ingresos hayan bajado, el gasto por visita es sólido”,

Boyd presenta sus resultados tras la campana de cierre el martes 27 de octubre. Las expectativas apuntan a un BPA de 0.04 dólares por acción, frente a las pérdidas de 0.98 dólares del último trimestre. Todo apunta a que los ingresos se dispararán un 178% en términos trimestrales hasta 585.2 millones de dólares.

Benito Zambrano

Editor Jefe de Extra Venezuela