La presidencia interina de Juan Guaidó compartió este viernes 16 de octubre un comunicado con el que confirmó que la Corte de Distrito de Nueva York dictaminó acerca de la demanda que introdujo la Junta Administradora ad hoc de Petróleos de Venezuela S.A. (Pdvsa) y su filial PDV Holding Inc. (PDVH), que cuestionaba la validez de la transacción de los Bonos 2020 de la estatal.

Juan Guaidó (@jguaido)

El texto señala que ese fallo “parcial” es producto de las políticas “irresponsables” de endeudamiento del régimen de Nicolás Maduro y su “mafia”.

“Dicha decisión es injusta por lo que desde el gobierno legítimo apoyamos al equipo legal designado por la Junta Administradora ad hoc de Pdvsa, en la realización de las evaluaciones necesarias para considerar todas las opciones legales, incluyendo la apelación”, aclara.

El gobierno encargado de Guaidó recordó que la Asamblea Nacional (AN) aprobó un acuerdo el 27 de agosto de 2016, el cual expresa que la emisión de los Bonos Pdvsa 2020 es “absolutamente fraudulenta e ilegal” porque no fue ordenada por el Poder Legislativo, como lo determina la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (CRBV).

“La demanda de nulidad ante la Corte de Distrito de Nueva York en contra de los Bonos Pdvsa 2020, fue el resultado de un proceso de evaluación complejo en el que se determinó que esta era la única opción con la cual contaba Pdvsa para proteger los activos de Citgo, luego de que las negociaciones con los tenedores fracasaran pocos días antes del vencimiento de la cuota del principal e intereses por cerca de un millardo de dólares”, explica el documento.

No obstante, aseguró que Citgo continúa “protegida” pese al dictamen de la Corte de Nueva York, debido a que “existe una Orden Ejecutiva (GL5) de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC por sus siglas en inglés) del Departamento del Tesoro de Estados Unidos que impide la ejecución de cualquier acreencia por parte de los tenedores del Bono Pdvsa 2020”.

Además, el gobierno interino aclaró que “en ningún momento” han pretendido “repudiar” esa deuda o las otras demandas privadas en contra del Estado venezolano.

“El gobierno interino de Guaidó ha expresado permanentemente su intención de que el Estado venezolano pueda cumplir con las obligaciones legítimamente contraídas con aval de la Asamblea Nacional. Para ello, debe haber una evaluación y reestructuración organizada de deuda u obligaciones contraídas, conjuntamente con las contrapartes, lo cual será posible tras una transición democrática. A diferencia de la dictadura corrupta, creemos en el Estado de Derecho y en la justicia”, concluyó.

CARLOS VECCHIO (@carlosvecchio)

CARLOS VECCHIO (@carlosvecchio)

CARLOS VECCHIO (@carlosvecchio)