Fue en noviembre del 2017 cuando un grupo de Jóvenes liderados, en Venezuela, por Leonardo Hidalgo empezaron a regalar las primeras gotas de esperanza.

Esperanza que se tradujo en comida, ropa, amor, solidaridad, fe y ayuda para los más necesitados.

A tres años de sus primeros pasos, este grupo de voluntarios, están conformados con el nombre de Fundación Gotas de Esperanza Venezuela, ubicada en Guanare, Portuguesa; en su labor humanística e inmensamente social han ayudado a más de mil niños, han visitado centenares de hogares en extrema pobreza.

Su incansable labor por divulgar las necesidades de otros, logra sensibilizar corazones y por medio de la generosidad donativos de ropa, alimentos, medicamentos y dinero hacen la diferencia entre el abismo que separa la vida y la muerte.

Es imposible entrar al perfil de Instagram de la fundación Gotas Esperanza Venezuela (@gotasevzla) no conmoverse y al mismo tiempo admirar tan extraordinaria labor a favor de la vida de los jóvenes, ancianos, personas limitadas económicamente y sobre todo la infancia en Venezuela.

En el siguiente trabajo especial te invitamos a que conozcas a los traficantes de esperanza en Venezuela.

Fundación Gotas de Esperanza Venezuela: «Que la solidaridad sea mayor que la necesidad que nos convoca»

Seguir leyendo en el medio que originalmente publicó esta noticia