Un buque petrolero del tipo VLCC en una terminal de petróleo crudo en el puerto de Ningbo Zhoushan, provincia de Zhejiang, China, 16 de mayo de 2017. REUTERS / Stringer

China, que ha estado comprando petróleo desde el comienzo de la pandemia, ahora se está retirando a medida que se llena el espacio de almacenamiento y la demanda de combustibles en las regiones a las que los exporta sigue siendo débil.

Por Irina Slav para Oilprice | Traducción libre del inglés por lapatilla.com

En el último trimestre del año, las importaciones chinas de petróleo crudo podrían caer un 14,5 por ciento desde los niveles del tercer trimestre, lo que equivale a 1,7 millones de bpd, informó Reuters , citando al director asociado de IHS Markit, Shi Fenglei.

China comenzó a abastecerse de petróleo barato inmediatamente después de que los precios de referencia se derrumbaran tras la declaración de Arabia Saudita de lo que era efectivamente una guerra de precios contra Rusia que coincidió con la propagación inicial del coronavirus. Los comerciantes y refinadores continuaron comprando hasta que surgieron informes de que el almacenamiento de petróleo de China podría estar cerca de llenarse.

Sin embargo, a pesar de estos informes, las compras fuertes continuaron hasta el final del tercer trimestre, con un promedio de septiembre de 2,1 por ciento más que en agosto a 11,8 millones de bpd. Este aumento se vio favorecido por la puesta en marcha de la nueva capacidad de refinación en el segmento de refinerías independientes, ya que las “teteras” todavía tienen cuotas de importación sin utilizar que se apresuraron a llenar. Pero ahora, las cuotas también se están agotando, y esto podría significar otra caída del precio del petróleo.

“La recuperación de la demanda de China ha sido muy, muy fuerte, por lo que si elimina parte de esa fortaleza, eso tendría un impacto bajista en el mercado (global del petróleo)”, dijo a Reuters el jefe de investigación de materias primas de NAB, Lachlan Shaw.

Según el informe, la tasa promedio diaria de importaciones de petróleo crudo de China se ubicó en 11,36 millones de bpd en el segundo trimestre del año y 11,68 millones de bpd en el tercer trimestre. En el trimestre actual, serían los gigantes energéticos estatales los que seguirían comprando petróleo extranjero barato mientras los independientes cierran sus compras para el año. Las refinerías, tanto estatales como privadas, también están reduciendo las tasas de ejecución debido al exceso de oferta de combustibles que, combinado con el lento crecimiento de la demanda, ha reducido los márgenes.