Zinedine Zidane, técnico del Real Madrid, descartó que los rumores sobre el futuro del delantero francés Kylian Mbappé y que su nombre se ligue al conjunto madridista, “no molestan ni afectan al vestuario“, que dijo está centrado en “luchar por todo” esta temporada.

“No sé si está justificado o no lo que se habla sobre Mbappé, pero no hay impacto porque siempre hay muchos rumores en torno al Real Madrid y no hablo en especial de él, si no de todos los jugadores en general. Los rumores no molestan ni influyen en el vestuario. La época de fichajes está terminada, tenemos este equipo para luchar por todo y es lo que vamos a intentar hacer”, dijo en francés Zidane en la respuesta que cerró su comparecencia telemática.

El técnico francés está centrado en lo que le viene al Real Madrid, con un calendario repleto de partidos que provocará su apuesta por las rotaciones. “Hemos estado doce días sin catorce jugadores pero entrenamos muy bien, los que fueron con las selecciones vinieron sanos que es lo más importante. Solo hemos tenido el entrenamiento de hoy”.

“Para ganar cosas necesitamos rotaciones y tenemos jugadores muy buenos para cambiar. Mis jugadores nunca descansan, hay un bloque de siete partidos y luego no paran, se van con la selección. Es necesario contar con todos y rotar. Hemos demostrado que así se puede ganar. La realidad es que tengo quince que nunca paran entre nuestros partidos del Real Madrid y la selección”, añadió.

El pulso liguero lo retoma el conjunto madridista ante el Cádiz, un recién ascendido del que no se fía Zidane. “Es un conjunto muy disciplinado que acaba de subir y nos lo va a poner difícil con un partido incómodo seguro”.

“Todos los equipos de LaLiga son muy difíciles de jugar, aunque sea un recién ascendido, porque la Segunda división en España es muy competitiva. Lo importante es estar preparados, no pensar que acaban de subir y saber que habrá dificultades a superar para sacar un buen partido y sumar los tres puntos”, opinó.

No quiso entrar a valorar a jugadores que no están en el Real Madrid, como el delantero noruego Erling Haaland. “No es mi jugador, pero es bueno”, admitió. Y terminó reflexionando sobre el cargo que ostenta y la crítica que recibe.

“Lo importante es hacer las cosas al cien por cien y dar el máximo, conozco la situación y lo que significa el trabajo de ser entrenador del Real Madrid. Sé dónde estoy, conozco al club desde hace 19 años y es la mejor cosa que me ha pasado. Cada partido voy a ser juzgado pero así es el cargo que tengo”, dijo.

“Me siento valorado porque de momento tengo sitio de entrenador del Real Madrid que es una cosa muy importante y una responsabilidad. Como no va a durar toda la vida, lo que hago es aprovecharlo al dos mil por ciento. Aprovecho a diario lo que me apasiona, que es el fútbol y lo voy a aprovechar hasta el último día”, concluyó.

EFE