Tras la reciente información que circuló el jueves sobre la detención de un tercer hombre, implicado –como cooperador- en el homicidio de la estudiante de la Ucat, Karla Romero Quintero, este viernes en la mañana, familiares de la joven manifestaron su descontento al conocer que dicha aprehensión quedaría sin efecto, al enterarse que el año pasado un tribunal de Los Teques, estado Miranda, sobreseyó la causa, favoreciendo con ello, no sólo al mencionado aprehendido, sino al presunto autor intelectual del hecho.

En este sentido, las parientes de Karla, exigieron una explicación a la Jueza Sexta de Control de Los Teques, quien emitió la decisión de darle sobreseimiento a la causa, desestimando las órdenes de captura que existían sobre el exguardia nacional, Ledynsson B., de 34 años de edad, concretada en el sector El Peñón, entre La Grita y Michelena (quien habría contactado a los sicarios que dieron muerte a Karla), y sobre el supuesto autor intelectual, el teniente coronel de la GNB, Manuel P., destacado en Casa Militar.

Briggithe Romero, Luz Marina Quintero y Luz del Mar Romero, las tres mujeres que en representación de la familia de Karla, ofrecieron una rueda de prensa junto con Walter Márquez, presidente de la Fundación El Amparo y defensor de los derechos humanos, se preguntaron por qué, siendo jueza en mención, puede permitir que un femicidio quede impune, encubriendo a los asesinos.

“Debería luchar contra los femicidios, abocarse a nuestra causa. No entendemos cómo hicieron unas audiencias de las cuales, nosotros, como familia, nunca fuimos notificados. Entonces, ¿los asesinos sí fueron notificados?. El mismo Maikel Moreno había dicho que las familias de las víctimas deben ser notificadas, de lo contrario no tendrían validez las decisiones. Entonces, cómo pasó ella por encima del presidente del TSJ, para dictar esa decisión”, preguntaron de nuevo.

Para Walter Márquez, quien advirtió que esta irregularidad será urgentemente elevada a distintas instancias internacionales que velan por los derechos humanos, “esto es un hecho bochornoso. El expediente tiene innumerables pruebas contra todos los implicados. Esto es una conspiración judicial, en la que participó el mismo presidente del TSJ, Maikel Moreno y la Jueza Sexta de Control del estado Miranda, e incluso podría tener parte Nicolás Maduro, porque el teniente coronel Manuel P., forma parte de Casa Militar. Pero sabemos que en cualquier momento se hará justicia, son crímenes que no prescriben. Y hay que aclarar que el Cicpc hizo un trabajo impecable, desde el inicio, desde mayo de 2018, cuando dos sicarios asesinaron a Karla, en Altos de Pirineos, e incluso con la reciente detención de Ledynsson B., un exguardia nacional”.

La Nación