El Real Madrid ha pinchado, cae en casa ante un Cádiz que plantó cara Choco Lozano se vistió de héroe para los gaditanos.

Triunfo histórico del Cádiz en el Di Stéfano ante un Madrid lamentable, hundido y pasota. Zidane tuvo que hacer cuatro cambios al descanso y ni por esas logró que sus jugadores se enganchasen a un partido de los que acaban costando Ligas. El plan de Cervera, molesto en defensa y como lanzas en ataque, salió perfecto en Valdebebas. Dudas en el peor momento para el Madrid, con la Champions y el Clásico a la vuelta de la esquina.

El Cádiz asaltó al Di Stéfano con una victoria impecable, manteniendo la portería a cero sin grandes ocasiones de un Madrid que se estrelló cuando nadie lo esperaba. Hay muchas cosas que no están bien en el Madrid y Zidane es una de ellas. El galo se equivocó en el once (quiso rectificarlo con cuatro cambios al descanso) y un grupo de jugadores evidenciaron que están lejos de sus estados óptimos. Empezando por Lucas, Isco o Marcelo, pasando por un desenfocadísimo Vini, un cansado Modric y unos inoperantes Asensio o Jovic.

Esperábamos a Asensio de inicio y Zidane apostó por Lucas. Se intuía a Valverde y apareció Modric, tras 90 minutos el miércoles contra Francia y solo un entrenamiento. Un once que no cayó bien de inicio entre la afición y que vista la primera mitad no funcionó para nada. Como prueba, los cuatro cambios que hizo al descanso. Uno por lesión, Militao, más Asensio, Casemiro y Valverde por Lucas, Isco y Modric. De esa primera parte salieron especialmente mal parados Lucas e Isco. Algo mejoró el Madrid, pero muy poquito. Kroos acabó dejando su sitio a Jovic (sintomático que los tres centocampistas titulares acabaran en el banquillo).

Marcó Lozano, levantando suave, tras un regalo con la cabeza de Negredo y un servicio largo preciso de José Mari. Pero antes pudieron anotar Negredo, por dos veces, y Cala (gran mano e Courtois). Tuvo suerte el Madrid de encarar el tramo central del primer tiempo sólo con 0-1. Se asentó con la pelota desde entonces, pero chocó con el orden y la solidaridad cadistas. Tan pronto se desplegaban con criterio, con Salvi abusando del costado izquierdo, como cerraban líneas para evitar apuros. Con Modric y Kroos en el medio, Lucas y Vinícius en las bandas e Isco liberado, el Madrid fue un desastre también con la pelota. Generó un par de tiros lejanos y poco más pese a disponer de más de un 70% de posesión.

Por primera vez en la historia de La Liga, el Cádiz le ganó como visitante al Real Madrid (solo había empatado una vez en 12 partidos).