El craqueador catalítico de la refinería venezolana Cardón, clave en la producción de gasolina, se detuvo el viernes 16 de octubre por una falla, dijeron dos líderes sindicales y dos trabajadores a la agencia Reuters.

Los bajos despachos de gasolina persisten, excepto en un menor nivel en Caracas, la capital del país Opep, debido a que la producción de la red de refinación de 1,3 millones de barriles por día (bpd) está muy reducida por años de desinversión, mala gestión y sanciones que limitan su debido mantenimiento e importación.

“Sí, paralizó ayer (el viernes) la catalítica, por unos problemas con unos equipos. Están buscando solucionar. Pudiera repararse en unas horas pero no tienen los repuestos todavía”, dijo este sábado 17 de octubre a Reuters el líder sindical Iván Freites.

“Estimamos que se deben tardar unos tres días con la catalítica”, agregó.

Pdvsa no respondió de inmediato a un pedido de