Álex Saab se encuentra todavía esperando su posible extradicción de Cabo Verde a Estados Unidos, por lo que, según una investigación del centro de pensamiento Atlantic Council, un empresario libanés con conexiones gubernamentales en Líbano tendría el potencial de sustituir al colombiano dentro del régimen de Nicolás Maduro.

El abogado y empresario nacido en Barranquilla, en Colombia, es considerado una pieza fundamental en las relaciones económicas del régimen con países del Medio Oriente, como Irán, publicó en una nota el portal web Voz de América.

No obstante, Saab, de 48 años de edad, fue detenido por las autoridades de Cabo Verde en junio; cuando el avión privado donde viajaba, desde Venezuela hacia Irán, se detuvo para surtir gasolina.

Según la Cancillería de Maduro, Saab era parte de una misión humanitaria para conseguir alimentos y medicinas para Venezuela. Sin embargo, la Casa Blanca formalizó días después su solicitud de extradición al Gobierno del país africano.

Al contrario de las explicaciones del régimen, los gobiernos de Estados Unidos y Colombia lo acusan de ser actor fundamental de una red de lavado de activos. También de corrupción a gran escala en beneficio de Maduro, al menos desde 2011.

Candidatos de «más peso» para sustituir a Alex Saab

El informe del centro de pensamiento estadounidense Atlantic Council, publicado el 13 de octubre, titulado ‘El nexo Maduro Hezbolá: cómo las redes apoyadas por Irán apuntalan al régimen venezolano’, señaló a Saab como lobista de Maduro ante Irán.

El experto en seguridad, Joseph Humire, precisó que ya existía un “candidato probable” para ocupar el rol de Saab en esas tareas políticas y económicas a favor de Maduro: el empresario líbano venezolano Majed Khalil Mazjoub.

En ese sentido, lo describió como un empresario que, junto a su hermano Khaled; “ha amasado un imperio en Venezuela en las sombras de los regímenes de Hugo Chávez y Nicolás Maduro”.

“Empresarios prominentes, como Alex Saab, son necesarios para facilitar esta relación con Irán. debido a su lenguaje, cultura y el entendimiento profundo del Medio Oriente”, rezó la investigación de Humire.

Según Humire, Majed tenía la confianza, el acceso, y la ubicación en Venezuela para ayudar a Irán y al régimen; «a continuar su cooperación estratégica en caso de que Alex Saab lo envíen a una prisión de EEUU”.

Saab como «lobista» de Maduro

Por otro lado, Douglas Farah, experto en seguridad y presidente de la firma IBI Consultants, estimó que Saab está “fuera del juego” del poder a favor del madurismo; independientemente de si lo extraditan a Estados Unidos o lo dejan libre.

Igualmente, resaltó que existía un grupo de intermediarios de la época del exdictador libio Muamar el Gadafi con conexiones e influencias en países centroamericanos; como el sobrino de Gadafi, Mohamed Lashtar, embajador del presidente nicaragüense Daniel Ortega en seis países de Medio Oriente.

“Vive ahora en Gibraltar, en Europa. Habla árabe, está muy conectado con el submundo criminal que Maduro necesita para sobrevivir”, aseveró Farah.

Finalmente, Farah lo acusó de manejar una red de venta triangulada de petróleo de Pdvsa. Esto través de Libia, Nigeria y Costa de Marfil entre 2010 y 2015.

Seguir leyendo en el medio que originalmente publicó esta noticia