En reiteras oportunidades recibimos decenas de denuncias sobre el mal estado de la casilla de rebombeo de la represa de Cupapuicito, que surte la planta de tratamientos de agua “potable” responsable de alimentar el 20 % de la población de Upata, capital del municipio Piar.

Como siempre las autoridades tratan de mal poner a los denunciantes y los periodistas por revelar la realidad y la verdad. Venezuela Informativa comisión al equipo de prensa con sede en Upata a constatar la denuncia.

La realidad supera las palabras de los denunciantes en este caso, tras 22 años de revolución nunca se invirtió para mantener mucho menos mejorar la situación del embalse de Cupapuicito.

Hoy es tan endeble su situación que ante cualquier falla, la población queda sin agua por varias semanas.

Desde la alcaldía de Piar han manifestado no tener la capacidad para poder reparar o sustentar las necesidades del acueducto, sin embargo es notorio como si estrenan nuevas camionetas.

“Las obras de la mal llamada cuarta república hecha por los gobiernos democráticos, hoy son una muestra de la desidia de la quinta que nunca se preocupó por atender las necesidades de los venezolanos”, explica uno de los denunciantes.

Ante la duda de cualquier persona o funcionario de gobierno, lo invitamos a ver el vídeo que muestra una realidad sin maquillajes. Comparta para que esta verdad sea conocida en el mundo sobre el daño de la revolución en Venezuela.

Ir a la fuente original para seguir leyendo