Foto: Reuters

Caracas. El grupo de rock The Flaming Lips ofreció el 12 de octubre en Oklahoma, Estados Unidos (EE. UU.) un concierto en el que sus músicos y el público estaban dentro de unos plásticos individuales para evitar el contagio por COVID-19.

Lea también: «Mujer lleva el cadáver de un anciano al banco para retirar el dinero de la pensión»

La intención de la agrupación fue evitar contactos entre los músicos ni entre los fanáticos, sin embargo, algunas personas creen que estar dentro de tanto tiempo en las burbujas habilitadas no es bueno para la salud.

Una de las particularidades de estas burbujas es que tienen la capacidad de que tres personas pueden estar adentro, además la sala en la que se celebró el evento alberga hasta a 4 000 personas en unos 100 globos.

Producto de la pandemia por la COVID-19 se ha limitado la aglomeración de personas, cancelándose numerosos conciertos y eventos deportivos con el objetivo de contener la propagación del virus.