Reunirse con una o más personas de otra familia en una casa es ilegal en Reino Unido, por lo que también lo es mantener relaciones sexuales con personas que no residan en la misma casa.

Ahora, tras el endurecimiento de las restricciones en el país ante el avance de los casos, el sexo casual técnicamente solo está permitido en las zonas que se encuentran en un nivel de riesgo «medio», por lo que ciudades como Londres, Essex y York, que están en umbrales superiores de peligrosidad, se han incorporado a la lista de lugares donde este tipo de encuentros están prohibidos (aunque la persecución de los infractores se antoja complicada).
Las normas que se aplican en las zonas de riesgo «alto» y «muy alto» establecen que es ilegal reunirse en cualquier lugar, tanto en interiores como en exteriores, con personas ajenas al grupo de convivencia o burbuja social, lo que en la práctica implica que pasar la noche fuera de casa con una persona ajena a estos grupos no está permitido, aunque se trate de una pareja estable.
La última guía sobre interacciones sociales seguras y distanciamiento social publicada por el Gobierno británico el pasado 7 de octubre establecía que se debe tener «especial cuidado en seguir las normas de distanciamiento social» si se está «en las primeras fases de una relación», pero que no era necesario distanciarse socialmente de una persona con la que se está «en una relación estable». Las nuevas restricciones en las zonas más afectadas han acabado con este último punto./cactus24

Ir a la fuente original para seguir leyendo