Caracas, 16 de octubre de 2020. La Asamblea Nacional, presidida por Juan Guaidó, aprobó el pasado 1 de octubre la realización de una Consulta Popular, para “ejercer mayoría” y demostrarle a la comunidad internacional que internamente se están agotando los recursos para ponerle fin al gobierno de Nicolás Maduro.

Este martes, 13 de octubre, el Parlamento Nacional se encargó de juramentar al comité organizador de la Consulta Popular convocada con el fin de rechazar las próximas elecciones parlamentarias del 6 de diciembre.

El comité estará integrado por dos representantes de las organizaciones proponentes, tres representantes del movimiento estudiantil y dos representantes de la academia.

  • Blanca Rosa Mármol de León
  • Carolina Jaimes
  • Isabel Pereira
  • Rafael Punceles
  • Estefanía Cervó
  • Horacio Medina
  • Enrique Colmen

El objetivo

Sin embargo, hay quienes aseguran que Guaidó quiere utilizar la Consulta Popular para continuar en la presidencia de la Asamblea Nacional, aún cuando él no sea escogido, aunque él insiste en que es necesaria. Ante esta aseveración, la ex magistrada Blanca Rosa Mármol, integrante del comité organizador, aclaró en entrevista telefónica para Extra Venezuela, que “no se trata de eso en absoluto”.

“Es bueno aclarar que esta consulta la convoca la ciudadanía, es una propuesta que le ha hecho la Alianza Nacional Constituyente Originaria al presidente (Guaidó, reconocido por más de 60 países) en pro de la unidad para recuperar la democracia. Llevamos esa propuesta con las preguntas correspondientes”, agregó.

En este sentido, la ex magistrada explicó que la intención de esta consulta no es la permanencia de Guaidó en la presidencia de la AN, sino “el cese de la usurpación y un gobierno de transición para después, poder llegar con un mínimo de institucionalidad a unas elecciones presidenciales y/o parlamentarias, cuando sean confiables”.

¿Más de lo mismo?

En relación a la comparación que se hace entre el plebiscito que se realizó el 16 de julio de 2017, donde la mayoría del país se mostró en contra del gobierno de Nicolás Maduro y el resultado de esta nueva Consulta y lo que se busca con ella, la doctora Mármol destacó que “con frecuencia la gente acude a este planteamiento y que esto sería redundante, además que la respuesta obvia”.

Sin embargo, precisó que ese no es el sentido de la Consulta, “en primer lugar, las condiciones no son las mismas, porque tenemos ahora un presidente constitucional, encargado, que no teníamos en el 2017 y tiene el apoyo internacional de más de 60 países”.

Por otra parte, la Dra. Mármol destacó que “tenemos unas parlamentarias rechazadas internacionalmente”, puntualizó. Es por ello, que sostuvo que el objetivo de esta Consulta no es ratificar el rechazo contra Maduro “que lo tiene”, sino que también “estamos utilizando el último recurso pacífico, electoral y democrático que nos queda en la Constitución, sin la participación del Consejo Nacional Electoral (CNE), como lo fue en la del 2017”.

Comunidad Internacional

La Comunidad Internacional reiteradamente nos ha exigido que lo resolvamos internamente. Si se hace la consulta y si lo resolvemos, contamos con que ellos nos apoyen para que se haga la consulta y se acate su resultado. Pero en caso de que eso no sea así, ya nosotros habremos agotado el último recurso de esa naturaleza que nos ha sido exigido y no podrán negarnos la ayuda humanitaria que le hemo estado solicitando, cuando le hemos dicho repetitivamente que no podemos solos, pero siempre nos han contestado, en un presunto respeto a la soberanía, que eso lo tenemos que resolver nosotros internamente”, enfatizó.

“Ya no nos queda nada, todo lo que está en la Constitución lo hemos utilizado y ha sido inútil”

En este orden de ideas, la exmagistrada recordó que el gobierno de Nicolás Maduro se presenta ante la comunidad internacional como un “régimen democrático que va mucho a elecciones, entonces vayamos con este último recurso que es el que queda y vamos a ver si nos lo dejan realizar y si acatan los resultados. En cualquiera de los dos casos: si no dejan realizarlo o si no acatan los resultados, se les caerá la careta democrático y el mundo entero verá lo que tenemos aquí (…) Se hará exigible que honren las responsabilidades que tienen organizaciones como las Naciones Unidas, la Organización de Estados Americanos, el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca, Grupo de Lima y otros“.

A su juicio, esta consulta va mucho más allá de preguntarle a la gente “¿quiere o no que Maduro se vaya?”
Ante la pregunta sobre la ejecución o no de la Comunidad Internacional, tras llevar o no a cabo la Consulta, la Dra. Mármol piensa que sí van a actuar. “Hay mucha tensión sobre el caso de Venezuela, las condiciones no son las mismas, a esto se une Cuba y Nicaragua. Esta es una situación que no atañe solamente a Venezuela, está en riesgo el continente”.

“Yo creo que ante una expresión de esta naturaleza, queda legitimada una intervención internacional que a ellos les ha preocupado hasta ahora, pero si ya el pueblo de Venezuela va a esto y le dice: ‘no pudimos’, la comunidad internacional no va a tener ninguna posibilidad para dejar de actuar”, acotó.

Preguntas

Las interrogantes que sugiere la AN plantear durante la Consulta son las siguientes:

¿Apoya usted todos los mecanismos de presión nacional e internacional para que, en el marco de la Constitución, se realicen elecciones presidenciales y parlamentarias libres, justas y verificables, se ponga fin al régimen usurpador de Nicolás Maduro Moros, se salvaguarde al pueblo de Venezuela de la crisis humanitaria, la migración forzosa y los crímenes de lesa humanidad, y así se garanticen la paz, el bienestar y el progreso de los venezolanos?

¿Rechaza usted el evento convocado por la dictadura de Nicolás Maduro Moros para el 6D, o para cualquier otra fecha, mientras no existan condiciones para elecciones libres, justas y verificables, y solicita a la comunidad internacional el desconocimiento de sus resultados?

Por otra parte, desde la cuenta de Twitter de Extra Venezuela, realizamos una encuesta para saber si los usuarios creen necesaria esta consulta para aprobar o rechazar las elecciones parlamentarias convocadas por el gobierno de Maduro y más del 50% respondió que no. Con este panorama, la ex magistrada resaltó que “ese es otro problema que tenemos”.

“Cuando nosotros llevamos la propuesta, la llevamos con unas preguntas muy concretas, que no incluían el rechazo a las parlamentarias, porque ese no era un tema que está vinculado con los objetivos principales de esta consulta”, puntualizó. “Las elecciones presidenciales y parlamentarias son un asunto posterior (…) Yo creo que esas preguntas ameritan una revisión, conjuntamente con la AN”, concluyó.

Consulta Popular con “carácter vinculante”

La ingeniero en sistemas, Carolina Branger, quien también es miembro del comité de este evento explicó que esta consulta popular se basa en un mecanismo constitucional para que la sociedad venezolana se exprese con un “carácter vinculante”.

A pesar de ser parte del comité que organiza dicha consulta, consideró que las preguntas que se plantean “son muy rebuscadas”, es decir su redacción es complicada para las personas bien sea por los términos utilizados o por lo largo de las mismas.

Por otra parte, rechazó que la administración de Nicolás Maduro pretenda realizar una consulta “anticorrupción”.

Da risa y dolor que el Gobierno más corrupto que hemos tenido en Venezuela venga a querer hacer una consulta anticorrupción”, dijo.

¿La población en general está enterada de este planteamiento?

Según un sondeo realizado independientemente por Extra Venezuela, por medio de una encuesta, la mayoría de nuestros seguidores, un 48,5%, votó que desconoce acerca de la Consulta Popular.

Esto, hace suponer que la mayoría de los venezolanos no se ha dado por enterado de ello. Sino que sus días transcurren en buscar la manera de sobrevivir en medio de una crisis política, económica y social tan acentuada como la venezolana.

Cabe destacar, que en los últimos meses la población ha salido a las calles a protestar, no para exigir un cambio de Gobierno, sino para que resuelvan las fallas existentes en los servicios públicos, así como la crisis hospitalaria y la falta de gasolina.

Seguir leyendo…