Lo que inicialmente se difundió como un asalto colectivo perpetrado contra los pasajeros de un transporte colectivo que circulaba por la autopista Gran Mariscal de Ayacucho, fue en realidad una situación irregular protagonizada por dos funcionarios de la Policía Municipal de Chacao y un grupo de indigentes a quienes trasladaban hacia otro municipio.

En horas de la noche del jueves un grupo de indigentes, semidesnudos fue localizados por comisiones de la Policía Nacional Bolivariana. En total se trataba de 15 personas en situación de calle quienes fueron dejadas con poca ropa en la carretera Petare-Guarenas.

La versión policial inicial señalaba que las personas habían sido robadas y abandonadas desnudas en la carretera vieja Petare-Guarenas. Una segunda versión aclara que las personas, entre las que se encontraba un niño de 12 años habían sido recogidas en Chacao y abandonadas por los funcionarios policiales.

Esta última versión policial señala que los individuos formaban parte de un operativo de reseña, ya que deambulan por el municipio Chacao sin justificar su presencia. Se conoció que varios de ellos, poseen registros policiales, e inclusive habrían estado aprehendidos en alguna oportunidad en el cuerpo de seguridad local y los iban a dejar en las inmediaciones de sus residencias ubicadas en petare, municipio Sucre del estado Miranda.

Sin embargo por razones desconocidas, los funcionarios a cargo del procedimiento se desviaron de su ruta y se dirigieron a la zona anteriormente señalada donde los bajaron del autobús donde los desplazaban.

Testigos alertaron a las autoridades sobre lo que ocurría y al lugar acudieron comisiones de la Guardia Nacional Bolivariana, el Cicpc y la PNB, quienes al escuchar los testimonios de las personas se comunicaron de inmediato con la dirección general de PoliChacao y acordaron hacer retornar al grupo a esa jurisdicción.

Polichacao condena la conducta de sus funcionarios

El director de la Policía Municipal de Chacao, comisionado jefe Rúbel Vásquez rechazó la conducta de indisciplina de los funcionarios que dejaron abandonados a 14 adultos y un niño en situación de calle en la carretera vieja Petare-Guarenas.

Precisó que este tipo de acciones son contrarias a derecho y lo que debe ser la función policial. Por lo tanto, ordenó el inicio inmediato de una investigación ante la Inspectoría para el control de la actuación policial a los implicados.

“No podemos permitir que el uniforme se utilice para cometer atropellos y menos en contra de sujetos que están desvalidos. Los operativos de reseña, charlas de covid-19, y de prevención del delito, no pueden convertirse en actos de abusos, ni de excesos”.

Las personas en situación de calle fueron trasladadas nuevamente a la sede de la policía municipal de Chacao donde se les atendió y se les hizo revisión médica por parte de galenos de salud Chacao quienes informaron que los ciudadanos no presentaron ningún tipo de traumatismos y fueron diagnosticados como adultos sanos, así como también se les dio ropa, material de bioseguridad, y se les realizaron actas de entrevista.