El ex presidente de México, Felipe Calderón se quedó sin partido. (Vanguardia)

A nadie sorprendió que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) haya negado el registro como partido político a México Libre, de Margarita Zavala, esposa del expresidente de México Felipe Calderón (2006-2012).

Calderón Hinojosa es el principal adversario del presidente Andrés Manuel López Obrador, por lo menos así lo parece. No solo desde aquel polémico proceso electoral en el que le ganó la presidencia de México por 0.56 % de diferencia en los votos, sino porque es un asiduo referente en los monólogos mañaneros del actual presidente, para responsabilizarlo de muchos de los males que aquejan al país.

Tras catorce años de aquel plantón en la avenida Reforma, la más importante de la Ciudad de México, donde durante 47 días López Obrador reclamó fraude y exigió un recuento total “voto por voto”, “casilla por casilla” y no fue escuchado, ese recuerdo no se olvida. Y parece que la revancha llegó.

Quizá desde antes estaban enfrentados, pero justo ahí se detonó la narrativa de odio hacia Calderón. ¿Cómo pensar que Felipe Calderón pudiera tener su propio partido? Y menos frente a una oposición inexistente, una oposición de brazos caídos.

¿Órganos autónomos?

El 4 de septiembre el Instituto Nacional Electoral (INE) le negó el registro a México Libre con el argumento de que más del 5 % de los recursos del movimiento no estaban plenamente identificados en su origen. Zavala y Calderón aseguraron que cada peso estaba perfectamente identificado. La pareja impugnó la decisión ante el Tribunal Electoral y calificaron como ridículos los argumentos para negarle el registro, más bien, señalaron, obedecían a intereses ajenos a la ley.

Pero no conmovieron al Tribunal, que confirmó la decisión del INE y negó el registró a México Libre. Así, quedó sepultado el deseo del matrimonio expresidencial de participar en las elecciones intermedias de 2021 con su nuevo partido.

En las últimas semanas, políticos de oposición, empresarios y grupos de la sociedad civil, han cuestionado la autonomía del Instituto Nacional Electoral, del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación y de la Suprema Corte de Justicia de la Nacional, por las decisiones que aseguran, han tomado bajo presión del Ejecutivo. Con esto, dicen, se confirma.

De festejo en el PAN

Donde deben estar de fiesta es, sin duda, en el Partido Acción Nacional (PAN), porque ya no habrá desbandada, de panistas para afiliarse a México Libre, bueno, no por el momento.

Margarita Zavala renunció a esa institución política en 2017 luego de 33 años de militancia para competir como candidata independiente, porque en el PAN le negaron la candidatura. Su marido la secundó y también renunció a 30 años de panismo.

¿A qué juegan los nuevos partidos?

Sin embargo, la sorpresa no fue la negativa a México Libre frente al encono Calderón-López Obrador. Eso se veía venir. Lo que llamó la atención fue que el Tribunal Electoral avaló el registro a tres partidos políticos no solo afines al presidente actual, sino con personajes polémicos. Partidos a los cuales el Instituto Nacional les había negado esta posibilidad anteriormente.

“Redes Sociales Progresistas” del yerno de Elba Esther Gordillo, quien es  exlíder del Sindicato Nacional de Maestros (SNTE); “Fuerza Social por México” ligado al polémico líder sindical morenista, Pedro Haces; al igual que el “Partido Encuentro Social” (PES), relacionado con las iglesias evangélicas. Esto ocurrió sin importar que el artículo 130 de la Constitución señala que los ministros de culto se asocien con fines políticos o hagan proselitismo a favor de candidatos, partidos o instituciones políticas.

El hecho es que para la continuidad de su proyecto político, el presidente López Obrador necesita mantener la mayoría en el Congreso de la Unión. Las elecciones del 6 de junio de 2021 son de gran importancia y una prueba de fuego. Se renovarán 500 diputados federales, 15 gubernaturas, 30 congresos locales, 1 900 ayuntamientos y juntas municipales.

Esos nuevos partidos dividirán votos a la oposición y Morena puede mantenerse, pero la como van las cosas en el país, no es tan sencillo, por eso hay nerviosismo e inquietud en Palacio Nacional. Diez partidos en una boleta electoral, ¿a quién beneficiarán?

Por lo pronto este domingo comienza el primer reto para saber cómo anda el partido del presidente, MORENA. Habrá elecciones en 16 municipios de Coahuila y 84 de Hidalgo. Veremos si el descontento que hay en el país se manifiesta en las urnas o de plano la oposición está francamente en pánico.

Seguir leyendo en PanAm Post