Nacionales Política

Nota de Prensa

La Navidad sólo la disfrutarán nuevamente la Fanb, TSJ y demás Poderes Públicos. El abogado defensor de DDHH Rafael Narváez expresó que cómo se puede decretar obligatoriamente cuando en Venezuela existe un luto en el alma por la terrible situación del país, con tantos connacionales que han emigrado, tantos otros que han fallecido víctimas de la covid-19 y muchos a quienes se les han violado sus derechos fundamentales

El abogado defensor de Derechos Humanos Rafael Narváez expresó su rechazo a la campaña para declarar el inicio de las fiestas decembrinas, y sostuvo que una nación que se encuentra en una situación tan terrible como la venezolana, mal puede sentirse feliz con tantos padecimientos producto de la indolencia de sus autoridades.

“El Estado dice que se decreta navidad desde el 15 de octubre, pero el Estado no tiene autoridad moral para decretar navidad cuando el país está sumergido en el hambre, es víctima de la represión y la violación de DDHH, sufre el colapso de los servicios públicos y una híper inflación que pulverizó el salario el ingreso de los trabajadores”, expresó el director de la ONG Derechos Civiles.

Aseguró Narváez, que el Estado pretende ocultar una crisis con una alegría obligada, cuando hay más de cinco millones de venezolanos que se fueron, separando los hogares, quienes no regresarán a Venezuela porque no hay calidad de vida.

“Cómo va a estar una población feliz por la llegada de la navidad cuando no cuenta con agua y tiene que caminar y cargar tobos para poder abastecerse un poco del líquido, cómo van a estar de ánimo los venezolanos para celebrar cuando tienen que cocinar con leña porque no hay gas y la electricidad falla constantemente; cómo el venezolano va a planificar sus fiesta cuando el salario se pulverizó por la híper inflación; cómo en definitiva va a sentirse en tiempos de navidad cuando se han producido tantas muertes por la covid-19, incluidas la de muchos médicos y trabajadores de la salud por la precariedad del sistema y porque no se les suministran los implementos de bioseguridad”, se preguntó el profesional del derecho.

Recalcó Rafael Narváez, que cuando los ciudadanos se han levantado constitucionalmente, amparados en el artículo 68, que establece el derecho a protestar de manera pacífica, han sido detenidos arbitrariamente, detenidos o han recibido tratos crueles, inhumanos y degradantes.

“Con qué dinero se van a hacer juguetes para los niños, cómo se van a hacer las hallacas y dulces” Será una navidad oscura, triste, advirtió el abogado.

Enfatizó que solo los enchufados usufructando los bienes que son de todos venezolanos, los altos oficiales, policías y altos funcionarios del gobierno los que sí podrán celebrar las fiestas decembrinas.

“El Estado pretende obligar hasta a mostrarse feliz cuando realmente los venezolanos sufrimos diariamente la desidia y la respuesta es que ‘sí no estás conmigo no comes’. No hay razones para sentirse en tiempos festivos”, recalcó el abogado.

Por todo ello, insistió en que pretender decretar el adelanto de la navidad es una burla por parte del Estado y una muestra del desprecio a la dignidad humana que tienen quienes están en el poder.

“Estamos en presencia de un Estado hambreador, represivo y violador de DDHH”, subrayó Narváez.

Seguir leyendo en el medio que originalmente publicó esta noticia