El presidente de la Asamblea Nacional, Luis Parra, hizo referencia a la aprobación de la Ley Antibloqueo por parte de la Asamblea Nacional Constituyente e indicó que ninguna ley que se pretenda desarrollar puede ir por encima de la Constitución, por ello, rechazó que la misma quiera ser utilizada para velar por los intereses de una cúpula que busca aferrarse al poder sin importar las consecuencias ni el sufrimiento del pueblo de Venezuela.

“Nuestra posición nacionalista en rechazo a las sanciones y el bloqueo ha sido pública, ya que como lo hemos afirmado, están afectando criminalmente a nuestro Pueblo. Desde el parlamento hemos señalado claramente que no se debe pretender derrocar o sostener a un gobierno a costa del sufrimiento de nuestro pueblo”, señaló.

Parra destacó que el sentimiento nacional en contra de las sanciones y el bloqueo, y la necesidad de hacerle frente para minimizar los efectos sobre la población, no debe ser la excusa para inventarse una Ley que pasa por encima de la Constitución y que se convierte en “una patente de corso para que el Poder Ejecutivo haga y deshaga lo que quiera, convirtiéndose en caldo de cultivo para la corrupción”. 

“Recordemos que la causa inicial y fundamental de la crisis que hoy padecemos es la corrupción, por lo que no se deben relajar ni flexibilizar los mecanismos de control de otros poderes del estado, ya que de esa manera se está facilitando el tránsito por el camino perverso de la corrupción, lo cual traería como consecuencia terminar de raspar la olla”, expresó.

El parlamentario reiteró que esta ley debe servir al interés nacional, que vaya en resguardo de entender el fondo de la profunda crisis que estamos atravesando todos los sectores del país. 

“Esta ley no puede ser aprobada de manera arbitraria, tiene que ser una ley que parta de la discusión y el acuerdo, y esa potestad la tiene la nueva Asamblea Nacional que será electa el 6 de diciembre, que más allá del resultado electoral que determine su composición política, tendrá la legitimidad para sancionar las leyes y los instrumentos jurídicos necesarios para hacerle frente a las sanciones y el bloqueo, y tal como ya lo hemos anunciado. Quitarle esta posibilidad al parlamento es un grave error”, puntualizó. 

El presidente del Parlamento nacional recordó que el objetivo de la ANC es redactar una nueva constitución y que esas modificaciones que se le realicen entran en vigencia luego de ser aprobadas por el pueblo venezolano. Por ello, rechazó que desde esta instancia se pretenda aprobar una ley sin contar con la opinión del pueblo en referéndum.

Propuso que desde el nuevo parlamento que se instalará el 5 de enero del 2021, se invite a la participación de todos los sectores del país para una gran cruzada nacional e internacional en contra del bloqueo y las sanciones.