Facebook y Twitter tomaron medidas el miércoles para limitar la difusión de un controvertido artículo del New York Post que criticaba a Joe Biden, lo que provocó indignación entre los conservadores y avivó el debate sobre cómo las plataformas de redes sociales deberían abordar la desinformación antes de las elecciones estadounidenses.

El Político

Ambas empresas de redes sociales dijeron que las medidas tenían como objetivo frenar la difusión de información potencialmente falsa. Pero dieron pocos detalles sobre cómo tomaron sus decisiones, lo que generó críticas por la falta de claridad y coherencia con la que aplican sus reglas.

En un paso sin precedentes contra una publicación de noticias importante, Twitter impidió que los usuarios publicaran enlaces a la historia del Post o fotos del informe no confirmado

A los usuarios que intentaron compartir la historia se les mostró un aviso que decía: “No podemos completar esta solicitud porque este vínculo ha sido identificado por Twitter o nuestros socios como potencialmente dañino”. Los usuarios que hacen clic o retuitean un enlace ya publicado en Twitter se les muestra una advertencia de que “el enlace puede no ser seguro”.

El New York Post publicó una serie de historias el miércoles citando correos electrónicos, supuestamente enviados por el hijo de Biden, Hunter, que el medio de comunicación dice que recibió del abogado privado de Trump, Rudy Giuliani, y del exasesor de Trump, Steve Bannon.

El artículo presenta un supuesto correo electrónico de abril de 2015 en el que un asesor de la compañía, Burisma, le agradecía a Junter Biden por invitarlo a reunirse en Washington DC con su padre, entonces vicepresidente de EEUU. No hay indicios de que esta reunión haya tenido lugar, el artículo no ofrece más detalles sobre ese supuesto encuentro y la campaña del exvicepresidente ha asegurado que nunca estuvo en su agenda una reunión de ese tipo.

Facebook

Facebook estaba limitando la distribución de la historia principal del Post mientras sus verificadores externos revisaban las afirmaciones, dijo el portavoz Andy Stone. Eso significa que los algoritmos de la plataforma no colocarán publicaciones con enlaces a la historia tan alto en los feeds de noticias de las personas, lo que reducirá la cantidad de usuarios que la ven. Sin embargo, la historia aún se ha gustado, compartido o comentado casi 600.000 veces en Facebook, según datos de CrowdTangle, una herramienta de investigación propiedad de la red social.

Stone dijo que Facebook a veces da este paso si ve ” señales ” de que algo que está ganando terreno es falso, para dar tiempo a los verificadores de hechos para evaluar la historia antes de que se difunda ampliamente. No dio más detalles sobre qué señales usa Facebook o con qué frecuencia adopta este enfoque.

Twitter y Facebook han estado actuando de manera más agresiva en las últimas semanas para frenar la propagación de afirmaciones falsas y la manipulación relacionada con las elecciones como parte de los esfuerzos para evitar una repetición de 2016 cuando los actores vinculados a Rusia usaron las redes sociales para atacar a los votantes estadounidenses.

Los republicanos aprovecharon el episodio como prueba de sus afirmaciones de larga data de que las redes sociales censuran las voces conservadoras. No hay evidencia estadística que respalde esas afirmaciones.

Trump tuiteó que era “terrible que Facebook y Twitter eliminaran la historia”, aunque Facebook no la eliminó de su plataforma. “REVOCACIÓN DE LA SECCIÓN 230 !!!” escribió, refiriéndose a un escudo legal de larga data que protege a las plataformas en línea de ser demandadas por lo que las personas publican en ellas y dice que no pueden ser castigadas por una moderación razonable de esas publicaciones. Trump ha pedido repetidamente que se revoque la Sección 230 .

Fuente: Univisión y npr

Más en El Político

Trump dijo que tiene años denunciando la supremacía blanca

¿Empate técnico? Donald Trump más cerca de Joe Biden en Florida

¿Usa Trump la inmigración como arma electoral? En California dicen que sí

Extra Venezuela

Ir a la fuente