Los Astros de Houston han ganado el sexto juego 7 carreras por cuatro a Tampa Bay y ha empatado la Serie de Campeonato de la Liga Americana.

Houston a igualado una serie donde estaba 0-3 y disputará mañana sábado el séptimo y decisivo partido.Los
Astros se unen a los Red Sox de 2004 como los únicos en forzar un Juego 7, en una serie de postemporada en la que comenzaron perdiendo los primeros 3 partidos.

Después de mucha polémica y bajones ofensivos, los Astros han remontado de forma extraordinaria una serie que hace tres días parecía que los Rays iban a barrer. Este viernes, con una brillante labor de Framber Valdez, los siderales vencieron 7-4 para empatar la Serie de Campeonato de la Liga Americana y forzar el séptimo y decisivo juego.

Solamente los Bravos de 1998 vs. los Padres, los Mets de 1999 ante los Bravos y los Medias Rojas del 2004 frente a los Yankees habían llegado siquiera a obligar un sexto encuentro tras caer en los primeros tres en una serie 7-4.

Ahora, Houston y Boston son los únicos entre los 39 equipos de la historia en forzar un Juego 7 después de caer en los primeros tres. Y por supuesto, los Patirrojos de aquel 2004 son el único club que ha terminado de ganar la serie luego de perder los primeros tres, hazaña que los Astros pretenden reeditar el sábado en el séptimo choque con el derecho Lance McCullers Jr. en el montículo, contra Charlie Morton de los Rays.

El lanzador dominicano Valdez amarró a Tampa Bay durante 6.0 innings, permitiéndoles apenas tres hits y una anotación en el segundo inning gracias un doble Willy Adames. Protagonizó una actuación brillante en la que regaló tres boletos y ponchó a nueve para acreditarse la victoria y dejar su efectividad en 2.25.

Con corredores en primera y segunda sin outs en la quinta entrada y sus Astros perdiendo 1-0, Baker mandó al receptor puertorriqueño del club, Martín Maldonado, a ejecutar un toque de sacrificio—una estrategia mayormente menospreciada por la sabermetría. Maldonado lo ejecutó perfectamente para colocar a corredores en segunda y tercera con un out.

Acto seguido, los Rays implementaron el ajuste defensivo propio de los tiempos modernos, colocando a tres infielders del lado izquierdo del cuadro interior ante el bateador derecho George Springer. El guardabosque de los Astros reconoció la estrategia de Tampa Bay e hizo un medio swing para conectar un rodado que pasó de hit por el lado derecho, empujando las primeras dos vueltas de Houston. Al final, los Siderales anotarían cuatro carreras en aquel quinto inning para tomar una ventaja de 4-1.