El gobierno interino de Venezuela rechazó el dictamen realizado por la Corte de Distrito de Nueva York, a cargo de la Juez Katherine Polk Failla, sobre la demanda que introdujo la Junta Administradora ad hoc de Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA) y su filial PDV Holding Inc. (PDVH) en el que se determina que los bonos 2020 de PDVSA son válidos.

“Dicha decisión es injusta por lo que desde el Gobierno Legítimo apoyamos al equipo legal designado por la Junta Administradora ad hoc de PDVSA, en la realización de las evaluaciones necesarias para considerar todas las opciones legales, incluyendo la apelación”.

En el comunicado, el gobierno interino insiste que la emisión de estos Bonos PDVSA 2020 –poniendo como colateral las acciones de PDVH, cuya única propiedad es CITGO– es absolutamente fraudulenta, tal como lo dictaminó la Asamblea Nacional el 27 de agosto de 2016.

“En ningún momento hemos pretendido repudiar esta deuda ni, en general, el resto de reclamaciones privadas en contra del Estado. El Gobierno Interino de Guaidó ha expresado permanentemente su intención de que el Estado venezolano pueda cumplir con las obligaciones legítimamente contraídas con aval de la Asamblea Nacional”, dice la misiva.