Caracas-. La Administración de Juan Guaidó emitió un dictamen este viernes sobre la decisión de un juzgado de Nueva York, EE. UU. que decretó la legalidad de los bonos Pdvsa 2020, que pone en riesgo a la filial de la petrolera venezolana en Norteamérica, Citgo.

Lea también:Story reiteró que EE. UU. mantendrá el apoyo a Guaidó después del 5 de enero

En la página web del Centro de Comunicación Nacional la junta administradora ad hoc de Petróleos de Venezuela S.A (Pdvsa) detalló que la decisión del juzgado es consecuencia «directa de las política de endeudamiento del régimen de Nicolás Maduro y su mafia».

La Administración de Guaidó reiteró que la emisión de los bonos Pdvsa 2020 en 2016 fue ilegal, ya que se realizó sin aprobación de la Asamblea Nacional. «Se expresó un acuerdo en el que de manera clara se detalla que esta condición es ilegal, tal y como lo establece la Constitución».

Ante esto el equipo legal de la Asamblea Nacional realizó una demanda de nulidad ante la Corte del Distrito de Nueva York, dictaminando que era la única opción para proteger la filial de Pdvsa en ese país, Citgo.

«A pesar de la decisión de la Corte de Nueva York, existe una Orden Ejecutiva de la Oficina del Control de Bienes y Activos Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés), que impide la ejecución de cualquier acreencia por parte de los tenedores del bono Pdvsa 2020»

El pasado viernes la OFAC emitió una Orden Ejecutiva que prohibe el cobro de los bonos, por lo menos, hasta el 19 de enero de 2021. Esta medida fue catalogada de «protección» por parte del equipo de Guaidó.

«Esta protección fue renovada a principios de octubre y se mantendrá al menos hasta el 19 de enero de 2021, otorgando así un margen de tiempo adecuado para seguir avanzando en la estrategia procesal de defensa de Citgo».

Por último el equipo de la Asamblea Nacional sentenció que «en ningún momento hemos pretendido repudiar esta deuda, ni el resto de reclamaciones privadas contra el Estado. Hemos expresado permanentemente su intención de que el Estado cumpla con las obligaciones legítimamente contraídas con aval de la Asamblea Nacional».